Anatomia de las tortugas, fisiología, órganos y sistemas

Anatomía de las tortugas
BioDivLibrary/CC BY 2.0

Las tortugas son reptiles pertenecientes al orden de los Testudines. Actualmente se reconocen cerca de 327 especies, muchas de las cuales se encuentran en peligro crítico de extinción. Los quelonios tienen una presencia cosmopolita tanto en el mar como en la tierra y son muchas las adaptaciones que las caracterizan como grupo, por esta razón es importante conocer la anatomía de las tortugas, su morfología y fisionomía.

Piel, esqueleto, caparazón y extremidades

En la anatomía de las tortugas hay que destacar que son reptiles que presentan gran variedad de tamaño. Desde el género Sternotherus que alcanza menos de 100 mm hasta Dermochelys coriacea con una longitud de 2.4 m con un peso de 919 Kg.

El caparazón de los quelonios es una pared corporal especializada compuesta de elementos óseos y epidermales. Los primeros incluyen elementos internos endocondrales fusionados con elementos dérmicos externos. Los escudos epidermales son generalmente queratinosos, delgados y separados de elementos óseos por una delgada capa de tejido vascular. El escudo presenta una serie de placas dispuestas en la zona vertebral, laterales y los marginales.

El plastrón consiste en nueve placas óseas y típicamente tienen 12 o 13 escudos. La mayoría de especies acuáticas cambian de escudos permanentemente a medida que crecen y la frecuencia es variable en cada una de las especies.

Existen familias que carecen de placas óseas en la concha, como es el caso de los trioníquidos, caretoquélidos y dermoquélidos.

Tanto caparazón como plastrón forman un estuche en el que emergen la cabeza, patas y cola, que según grupo se puede retraer o no.

El cráneo es un elemento primitivo con unión sólida de huesos y fosa temporal cubierta, el cóndilo se presenta tribulado. Los maxilares carecen de dientes y forman estuches córneos cortantes. En la mayoría de tortugas, la columna vertebral se suelda a la placas vertebrales del caparazón, las costillas en cambio a las placas laterales. Las extremidades presentan cinco dedos, las especies marinas dispuestas en forma de aletas, las de agua dulce generalmente con membranas intedigitales y las terrestres dispuestos en cascos o pezuñas; se articulan con la columna a través de las cinturas, aunque la pectoral carece de esternón.

La piel de las tortugas es suave, en su mayoría lisa y dividida solo por ranuras superficiales. Hay presencia de escamas en las patas y en una menor proporción en la cola y la cabeza. Otro dato relevante en la anatomía de las tortugas es el hecho de que muchas especies tienen un escudo bien formado en la superficie dorsal de la cabeza, el cual es visible y texturizado.

Existen apéndices integumentarios que son proyecciones de la superficie corporal que funcionan como mecanorreceptores. Presentan tres tipos de apéndices en la piel: tubérculos, barbillas y fimbrias. Cada uno consiste de epidermis junto con vasos sanguíneos y terminales nerviosas, aunque carecen de componentes glandulares, esqueléticos o musculares.

Sistema digestivo

La lengua de los quelonios es suave, simple y no protáctil, un dato relevante en la anatomía de las tortugas es que parece no tener mucha participación en el proceso de alimentación. El esófago es un tubo de transmisión que va desde la faringe hasta el estómago y está revestido de papilas córneas. El alimento viaja a través de esta estructura ya sea completo o en grandes porciones.

El estómago es una estructura en forma de saco que cuenta con pliegues longitudinales en la mucosa gástrica. El pequeño intestino es similar en todas las especies de quelonios, consistiendo en pliegues longitudinales organizados en forma de “zig-zag”. Existen conexiones transversales y oblicuas que forman un patrón de red entre los mayores pliegues. Este patrón es más complejo en la zona del duodeno y se vuelve más simple a medida que se acerca al colón.

Sistema circulatorio

Los eritrocitos nucleados componen cerca del 20 al 30% del volumen sanguíneo y cargan casi la misma cantidad de hemoglobina que los mamíferos. Tres arterias llamadas arcos aórticos salen del corazón. El arco derecho vasculariza las extremidades, la cabeza y el cuello. El arco izquierdo tiene solo ramas viscerales. El arco pulmonar es el que se conecta directamente con el sistema respiratorio. El corazón cuenta con cuatro cámaras y el septum inter-ventricular está incompleto.

Anatomía de las tortugas y la termorregulación

Como otros reptiles, las tortugas son animales ectotérmicos heliotermos y obtienen calor ya sea por exposición directa al sol o moviéndose a ambientes más calientes. El caparazón actúa como un mejor aislante que la piel no ósea de otros reptiles. Pueden aclimatarse a una gran variedad de temperaturas ambientales en un rango que va desde los 25 a los 33°C.

Sistema respiratorio

Los pulmones de todas las especies de tortugas son funcionales para la respiración neumática de aire. Es importante destacar en la anatomía de las tortugas, en especial las de hábitos acuáticos, que tienen presencia de estructuras análogas a las branquias. Estas estructuras se encuentras divididas en 8 lóbulos cada una y yacen justo detrás del caparazón. Cuando se encuentran inflados, los pulmones pueden llegar a ocupar hasta la mitad de la longitud del caparazón.

Mientras que las tortugas terrestres pueden respirar a voluntad, las acuáticas deben coordinar la respiración en momentos en que las fosas nasales se encuentren sobre el nivel del agua. En aguas profundas, los individuos deben nadar a la superficie, mientras que en aguas pandas basta una simple extensión del cuello para alcanzar el aire.

Sistema excretor

Los pronefros están presentes brevemente durante el desarrollo, el mesonefro es el riñón embriónico principal y los adultos cuentan con un riñón metanéfrico. La vejiga urinaria está bien desarrollada. En la anatomía de las tortugas, la cloaca es considerada como orificio externo común para los procesos digestivos, urinarios y reproductivos. La principal estrategia osmorregulatoria en las tortugas de agua dulce es la producción de orina baja en sodio. Las especies marinas y de estuarios pueden secretar excesos de sal a través de lágrimas.

Sistema reproductivo

En lo que respecta a la anatomía de las tortugas desde el punto de vista de su sistema reproductivo, las gónadas de ambos sexos se encuentran ubicadas ventralmente de los riñones.

Los testículos son normalmente ovales y pueden alargarse durante ciclos de crecimiento. Todos los machos entran en ciclos de hipertrofia y regresión testicular. Los estados de espermatogénesis pueden ser calculados de acuerdo al tamaño de los testículos.

Los ovarios son estructuras en forma de hoja. Los oviductos yacen ventralmente a los ovarios y entran a la cloaca ventro-lateralmente. Todas las tortugas son ovíparas y usualmente ponen sus huevos en nidos excavados en la tierra o en arena cercana al agua. No hay evidencia de desarrollo de viviparidad en este grupo.