Anatomia y fisiologia de los lagartos

Anatomía y fisiología de los lagartos

Los Lacertilios (Suborden: Lacertilia) o lagartos como se conocen comúnmente, son un grupo de reptiles que hacen parte del orden Squamata. Actualmente se reconocen cerca de 5000 especies en todo el mundo. Algunas generalidades son necesarias para entender la diversidad en las adaptaciones que han desarrollado las especies de este grupo. En este artículo hablamos de la anatomía y fisiología de los lagartos, sus principales órganos y sistemas.

Piel de los lagartos

Para comenzar con la anatomía y fisiología de los lagartos, hay que destacar la peculiaridades presentes en su piel, ya que está altamente queratinizada y protegida por escamas. No cuentan con glándulas dermales y dicha superficie es esencialmente seca. En muchas especies los machos adultos tienen una serie de poros pre-femorales que se localizan en las extremidades posteriores. Los cromatóforos son un componente esencial de la piel y le permiten a muchas especies cambiar de color, como por ejemplo a los Camaleónidos. Algunos lagartos tienen glándulas salinas (orales o nasales) que excretan el exceso de sal en el sistema. En ciertos grupos como en el género Coryophanes, los individuos cuentan con estructuras óseas que acompañan la piel.

Las características de la piel (crestas, espinas, gulas, etc.) son usualmente usadas para la identificación de especies o la identificación de género en aquellas que tienen variación dimorfica. La gula es un parche de piel con color en el cuello que puede extenderse mediante el uso hioideo y es usada principalmente para comunicación.

El complejo integumento de los lagartos es típico de un vertebrado y consiste de una epidermis externa y una dermis interna. La capa externa previene deshidratación excesiva y reduce la dependencia del reptil al agua. La epidermis da lugar a las escamas características y la piel inter-escamal.

En la anatomía y fisiología de los lagartos, la piel es susceptible de muda periódica y la frecuencia depende de la especie, edad, estado nutricional, temperatura ambiental y humedad, estado reproductivo, carga parasítica, balance hormonal, infecciones bacterianas o fúngicas y daños en la piel. La mayoría de lagartos también tienen la capacidad de regenerar sus colas en cierto grado (autotomía).

Sistema digestivo en lacertilios

Los lagartos pueden ser tanto acrodontes (dientes anquilosados a la superficie de los huesos de la mandíbula) como pleurodontes (dientes unidos al lado medial de los huesos de la mandíbula). La lengua es generalmente móvil, alargada, plana y extensible; en algunos grupos se puede presentar bífida.

Cuentan con un estómago alargado y en forma de “J”. Los intestinos son de paredes delgadas y menos musculares que el estómago o los pequeños intestinos. Los lagartos herbívoros tienen un colon con sacos que facilitan la fermentación en el intestino posterior.

Sistema circulatorio

En la anatomía y fisiología de los lagartos el corazón está compuesto por tres cámaras (2 aurículas y 1 ventrículo). La separación de la sangre venosa y la arterial es posible gracias a un puente muscular en el ventrículo. El ritmo cardíaco depende de factores como la temperatura corporal, el tamaño, la taza metabólica, la taza respiratoria y la estimulación sensorial.

Anatomía y fisiología de los lagartos y termorregulación

Los lagartos son animales endotérmicos, es decir que dependen del calor del medio ambiente para mantener una temperatura corporal preferida (PBT por sus siglas en inglés: Preferred Body Temperature). Dicha temperatura es la cual en donde todos los procesos metabólicos del animal son óptimos.

Para mantener una temperatura corporal óptima, incluso para afrontar el desgaste de altas temperaturas, los lagartos se han adaptado al medio que les rodea, en algunos casos limitan las exposiciones solares en determinadas horas del día, en otros cavan hoyos e incluso se mueven entre sol y sombra. A temperaturas bajas son vulnerables y se mueven con dificultad, por esa razón y en función de su hábitat pueden comenzar procesos de dormancia.

Sistema respiratorio

La inspiración es llevada a cabo gracias a los movimientos de los músculos intercostales. La glotis está localizada en la base de la lengua y los anillos traqueales son incompletos. Los pulmones de los lagartos están hechos de sacos abiertos con estructuras parecidas a alveolos que están soportadas por músculos.

Sistema excretor

Los riñones son bilobulados y metanefros, le siguen dos uréteres para finalmente desembocar en la cloaca, la cual está provista generalmente de una vejiga urinaria.

Es importante destacar en la anatomía y fisiología de los lagartos que éstos excretan ácido úrico como producto de desecho del metabolismo, la orina se presenta muy concentrada ahorrando agua al individuo. Algunas especies cuentan con un segmento sexual en los riñones que secreta fluido seminal. La vejiga es una estructura que no está presente en todos los grupos y es el sitio en donde el agua es reabsorbida por el cuerpo. Aquellos individuos en donde no hay vejiga, la orina fluye desde la cloaca al colón para el proceso reabsortivo.

Cuerpo y esqueleto

El cuerpo suele ser alargado, en ciertas especies comprimo, la cola también larga y delgada en la mayoría de especies. Presentan cuatro extremidades pentadáctilas, con fuertes uñas, aunque pueden estar atrofiadas e incluso ausente según grupo. El hueso cuadrado dispone de movilidad y el cráneo presenta fosas temporales abiertas.

El número de vértebras es variable en función de la especie, poseen esternón y la cintura también se encuentra presente.

Órgano de los sentidos

Perciben los olores a través de la lengua, fosas nasales y el órgano de Jacobson. El gusto no está muy desarrollado.

Pueden oír ya que presentan membrana timpánica. La vista está desarrollada y a diferencia de otros grupos, en los lacertilios los ojos están protegidos mediante párpados. En cuanto a la comunicación por vocalizaciones, en la mayoría de grupos está ausente, salvo ciertas especies como es el caso de los agámidos o los gecónidos.

Sistema Reproductivo

En lo referido al sistema reproductivo desde le punto de vista de la anatomía y fisiología de los lagartos, es relevante destacar que los órganos reproductivos están pareados. La fertilización ocurre en la porción superior del oviducto. El desarrollo de los testículos en muchas especies depende de la temporada. En muchos grupos hay un dimorfismo sexual marcado, en donde los machos son generalmente más grandes, poseen poros anales o pre-femorales y son más coloridos. También es frecuente la presencia de cortejo entre sexos y agresiones entre machos rivales.

Las especies de zonas templadas requieren una etapa de dormancia entre los 5 y los 10°C por al menos dos meses y extendiéndose por 3 a 5 meses. Las especies sub-tropicales usualmente son inducidas a reproducirse tras un periodo de disminución de la temperatura y el fotoperiodo. Las especies tropicales pueden reproducirse dado un cambio en la temperatura nocturna, incremento en la humedad, decrecimiento en la disponibilidad del alimento y cambios en los grupos sociales.

La fertilización usualmente es interna. Las especies vivíparas y ovovivíparas producen crías vivas y requieren de sitios cálidos y húmedos para dar a luz. Las especies ovíparas producen huevos que pueden ser incubados a 28 y 32°C, con condiciones de humedad del 90-100%. En algunas especies la determinación sexual depende de la temperatura a la que los huevos sean incubados.