Distribución geográfica

El cocodrilo del Nilo está distribuido por algunas áreas del continente africano y también en Madagascar.

Descripción de la especie

Son reptiles grandes, su longitud media es de cinco metros, aunque existen ejemplares de mayor tamaño. El color es verde oliváceo o pardo, con manchas oscuras, las zona ventral es más clara. Tiene una cola poderosa que le faculta para nadar con mayor agilidad. En tierra están facultados para poder caminar ágilmente.

Se les considera animales muy peligrosos para el hombre, de hecho cada año se registran numerosas muertes por ataques de esta especie de cocodrilo.

Nombre común

En inglés Nile Crocodile.

Hábitos y alimentación del cocodrilo del Nilo

Para mantener su calor corporal les gusta exponerse al sol en áreas cercanas al borde del agua. Cuando las temperaturas son bajas suelen refugiarse en madrigueras que excavan cerca de los ríos o arroyos. Los machos son muy territoriales.

En cuanto a su alimentación, destacar que estos reptiles voluminosos llegan a capturar presas grandes como los ñus, búfalos, cebras, incluso devoran hipopótamos, aunque también capturan pescado y pequeños mamíferos. Las crías se alimentan de insectos, crustáceos, anfibios, moluscos o peces.

Reproducción

La hembra construye un nido cerca de la orilla del río para la puesta de los huevos, la media oscila entre 25 a 90 huevos. El promedio de incubación es de unos tres meses. La progenitora cuida celosamente el nido para evitar la presencia de depredadores, también se encarga de proteger a las crías transcurrido el proceso de incubación, ya que los pequeños suelen vivir en grupos durante varios meses.

Conservación

La UICN ha evaluado esta especie de cocodrilo, asignándole un estatus de “Preocupación Menor”, ya que lo considera bien distribuido en sus poblaciones de origen, sin que por el momento exista una reducción alarmante en cuanto a su población.

El Convenio CITES también lo regula en sus Apéndices I y II, otorgándole diversos grados de protección en cuanto a su comercialización, dependiendo de la zona y su densidad poblacional.

Es fuente de preocupación para la conservación de estos reptiles la contaminación, destrucción de su hábitat natural o la caza furtiva.

Taxonomía

Reino: Animalia, seres vivos no fotosintéticos con capacidad de movimientos.
Subreino: Eumetazoa, presentan tejidos y órganos.
Filo: Chordata, cordados.
Subfilo: Vertebrata, con esqueleto interno.
Clase: Reptilia, vertebrados recubiertos de escamas.
Subclase: Diapsida, diápsidos, presentan dos fosas fenestras en los laterales del cráneo.
Infraclase: Archosauromorpha.
Superoden: Crocodylomorpha.
Orden: Crocodilia.
Superfamilia: Crocodyloidea.
Familia: Crocodylidae, cocodrilos.
Subfamilia: Crocodylinae
Género: Crocodylus.
Especie: Crocodylus niloticus.