Geckos, diferentes variedades, sus cuidados en cautividad

Geckos domésticos


Los geckos son reptiles escamosos que habitan en climas cálidos y templados de todo el mundo, en el caso del gecko leopardo, predominan fundamentalmente en zonas desérticas y semidesérticas de Irán y Pakistán. En Europa los geckos son las conocidas salamanquesas.

Si bien se trata de un lagarto, tiene sus propias particularidades que lo diferencian de otros de su especie.

Son animales de hábitos nocturnos y a diferencia de otros lagartos se comunican con ruidos chirriantes. Se caracterizan por estar dotados de llamativas manchas sobre una piel colorida, dentro de una gran variedad cromática. Tienen la capacidad de escalar por superficies lisas verticales gracias a unas almohadillas adhesivas que tienen las bases de sus patas. Existen ejemplares de hábitos diurnos que requerirán ciertos cuidados especiales en cuanto a la recreación del ambiente donde van a ser alojados.

La cola se puede auto-seccionar como sistema de defensa en caso de amenaza o peligro. Hay ejemplares que tienen facultades para mimetizarse con el entorno y pasar más desapercibido, con lo que le faculta para protegerse frente a depredadores y para capturar con facilidad sus presas.

Debido a su fácil mantenimiento y reproducción en cautiverio, se ha convertido en una mascota doméstica para muchas familias en los últimos tiempos.

Se trata de un reptil de fácil manipulación debido a su docilidad, por lo que no presenta ningún inconveniente relacionado con la agresividad.

Existen una gran variedad de especies, algunos llegan a presentar coloridos muy llamativos que les dotan de singular belleza y admiración entre los aficionados a este tipo de réptil.

Alojamiento de nuestro gecko

Teniendo en cuenta la gran variedad de especies, debemos asesorarnos de las costumbres del ejemplar que pretendemos adoptar para planificar su alojamiento en optimas condiciones y sin cambiar sus hábitos naturales, que repercutiría negativamente en su salud. A continuación facilitamos información general sobre los cuidados que requieren las especies más habituales y de fácil adquisición en tiendas especializadas de reptiles.

La temperatura ideal de su hábitat doméstico debe rondar entre los 25º y 32ºC, por las noches descenderá tal y como ocurre en su hábitat natural. Debemos disponer de una fuente de calor con termostato para conseguir una optima regulación del ambiente del terrario (focos especiales o placas de calor). La humedad debe estar en el rango de entre 40 y 65%. Durante el cambio de piel, en el que se empieza a poner blanquecina es de obligado cumplimiento subir la humedad a entre el 80 y 85%.

En el terrario insertaremos troncos, rocas, plantas y alguna cueva para mantener su intimidad. El sustrato para el suelo ha de ser acorde con la especie. La ventilación es importante y podemos conseguirlo con rejillas incorporadas en el terrario. Las urnas de cristal son las más recomendables por su fácil limpieza y para evitar que el animal se pueda escapar.

Alimentación del gecko

Es una especie completamente insectívora y su dieta tendrá que estar basada en grillos, cucarachas y otros pequeños insectos. Es conveniente que las pequeñas presas estén vivas, lo que estimulará al gecko. La dieta alimenticia se puede complementar con frutas, también requerirá suplementos vitamínicos y calcio. El agua limpia y fresca es importante, debemos renovarla frecuentemente para la buena salud del animal.

Si tomamos como ejemplo a los grillos como alimento recomendado, a las crías suministraremos 3 o 4 grillos pequeños por día, dejando libre un día a la semana, existen preparados balanceados a base de polvos especiales que facilitan la tarea de alimentación de las especies de geckos más pequeñas. A los adultos se les proporcionará grillos de mayor tamaño, variando la cantidad por días; algunos días 5, otros 2 y otros 3.

Existen compuestos balanceados que ayudan a enriquecer la dieta alimenticia de este amigable reptil.

Reproducción de los geckos

En caso de que las dimensiones del terrario lo permitan y teniendo en cuenta que se trata de un animal gregario, formará colonias de varios ejemplares.

La reproducción depende de la especie de lagarto gecko, téngase en cuenta la gran diversidad de variedades existente. Los más habituales que se mantienen en terrarios son ovíparos, ponen entre uno o dos huevos. La edad optima de reproducción es a partir del año o año y medio. La hembra busca el lugar idóneo para la puesta, lo ideal es introducir en un lugar apartado del terrario un recipiente con sustrato, recomendable vermiculita, para que la puesta se desarrolle con normalidad, aunque muchas especies realizan la puesta entre las plantas, cañas de bambú o en lugares difíciles de localizar. La puesta tiene lugar a partir de los 30 días desde que se produce el apareamiento. Necesitan un periodo de incubación entre seis a ocho semanas, la temperatura media ha de comprender los 28º para tener las mismas probabilidades entre machos y hembras. Existen casos de reproducción exitosa en el mismo terrario, sin necesidad de la ardua tarea del trasladar los huevos a otro lugar, como es el caso de la reproducción artificial a través de incubadora. Aunque las crías han de separarse de los adultos para evitar el canibalismo, sobre todo con los machos adultos, que pueden tener tendencia a capturar y comerse ejemplares recién nacidos.

Salud de los geckos

Como cualquier reptil, son animales delicados que requieren inspecciones diarias, limpieza del entorno, alimentación equilibrada, optima temperatura y alcanzar el nivel de humedad requerida por la especie. Una manipulación excesiva y la agrupación de muchos ejemplares en un mismo espacio repercute negativamente en su salud dada sus altas dosis de territorialidad.

Entre las patologías más frecuentes destacan los trastornos digestivos, enfermedades respiratorias, falta de calcio y parásitos intestinales. La revisión veterinaria es importante para prevenir enfermedades en el reptil.

Información taxonómica

Reino: Animalia.
Subreino: Eumetazoa.
Filo: Chordata.
Subfilo: Vertebrata.
Clase: Reptilia, reptiles.
Subclase: Diapsida, diápsidos.
Orden: Squamata, escamosos.
Suborden: Lacertilia, lacertilios o lagartos,
Infraorden: Gekkota.
Familia: Gekkonidae, gecónidos.

Vídeo de geckos

Vídeo con la popular especie de gecko leopardo.