Neumonía en las serpientes, enfermedad respiratoria

© Paradais Sphynx/Serpiente

Las enfermedades respiratorias se encuentran extendidas ampliamente sobre el mundo y llegan a afectar a muchos animales, en el siguiente artículo nos enfocamos en una enfermedad de tipo respiratorio que afecta a las serpientes, animales pertenecientes a la clase de los reptiles y al orden Squamata que se han vuelto en la actualidad mascotas comunes en la sociedad.

Hablando acerca de problemas respiratorios, la neumonía en las serpientes es una enfermedad con alta incidencia que causa daños a nivel de vías respiratorias bajas, afectando principalmente a los alvéolos pulmonares de estos reptiles.

Principales causas de neumonía en las serpientes

Existen diversos factores y causas ambientales dentro del hábitat del reptil que ocasionan que sus defensas se vean disminuidas y, con ello, la enfermedad de la neumonía se manifieste de forma progresiva.

Agentes patógenos: bacterias, hongos y virus

Comúnmente la neumonía en las serpientes es causada por agentes patógenos tales como bacterias, hongos y virus como los paramyxovirus, que afectan a serpientes con defensas insuficientes para protegerse ante ellos.

Mala alimentación y temperaturas inadecuadas

La mala alimentación que trae como consecuencia deficiencia de nutrientes, y temperaturas inadecuadas por tiempos prolongados dentro del hábitat, provoca un estrés significativo, de hecho son las principales causas de que las defensas se vean disminuidas y aparezca la enfermedad de neumonía en las serpientes.

Estomatitis

El problema de estomatitis, que es una inflamación y/o infección en la boca que también sufren las serpientes , puede considerarse igualmente una de las causas que derivan en neumonía, ya que el pus que se produce en la cavidad oral, debido a la infección, puede extenderse a los pulmones y afectarlos.

Síntomas de neumonía en las serpientes

Los síntomas observados en los problemas de neumonía en las serpientes son evidentes, y al detectarlos se debe acudir a consulta con el veterinario para que la mascota sea atendida y diagnosticada con precisión. Entre los signos que se llegan a observar en estos reptiles tenemos:

  • Mantener la boca abierta por tiempos prolongados.
  • Dificultad notoria para respirar.
  • Espuma que puede provenir de los bronquios y salir por la boca.
  • Anorexia o falta de apetito.
  • Disminución de peso.
  • Inmovilidad durante periodos en donde debería verse activa.
  • Indiferencia al entorno.

La detección temprana de los signos es muy importante para garantizar que la serpiente se recupere de forma adecuada, pues en los casos en que la enfermedad no se detecte a tiempo y se encuentra demasiado avanzada, se manifiestan signos clínicos muy severos y el pronóstico no es muy alentador.

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza de acuerdo a los hallazgos en el examen físico, siendo importante sobre todo revisar detalladamente la cavidad oral de la serpiente para detectar algún problema en su interior . La historia clínica que ayuda a obtener información acerca del entorno en el que se encuentra la serpiente, qué tipo de alimentación se le proporciona y si además de la sintomatología detectada durante el examen físico, existe alguna otra anomalía en el reptil.

Los exámenes complementarios que se requieren para llevar a cabo un diagnóstico adecuado de neumonía en las serpientes son las radiografías, las cuales son útiles para observar y valorar el estado de las vías respiratorias bajas (parénquima pulmonar).

La citología y cultivo de muestras obtenidas de secreciones o exudados de cavidad oronasal sirven para determinar cuál es el agente causal de la neumonía, lo que será de gran ayuda al comenzar a implementar el tratamiento.

¿Cuál es el tratamiento de la neumonía en las serpientes?

Un diagnóstico certero para saber cuál es la causa de la neumonía en el reptil será la pauta para tratarla. En caso de que la neumonía tenga un origen bacteriano, el tratamiento más eficaz es la antibioterapia, basada principalmente en el tipo de bacteria que se encuentre presente al realizar los cultivos de las secreciones.

Si la infección se debe a un hongo, los medicamentos antifúngicos son los de primera elección, aunque normalmente se observan neumonías complicadas por estos dos agentes infecciosos. No hay que olvidar que las dosis de los medicamentos solamente puede indicarlas el veterinario a cargo de la serpiente.

Cuando el cuadro clínico cursa con anorexia, de acuerdo a las indicaciones del médico veterinario que la esté tratando, puede requerir de alimentación por medio de sonda oral proporcionando alimentos ricos en nutrientes y de fácil digestibilidad.

Si se trata de paramyxovirus, el tratamiento se enfoca en controlar infecciones secundarias que complican la neumonía en las serpientes y evitar que las defensas continúen disminuyendo, aunque cabe señalar que las cepas de paramyxovirus son altamente mortales en serpientes de la familia viperidae a la que pertenecen especies muy venenosas como los crótalos.

Una vez comenzado el tratamiento es de gran importancia corregir los errores de manejo en el reptil y en su hábitat, con la finalidad de combatir la enfermedad y evitar posibles recaídas. Mantener una temperatura ideal, evitar humedad excesiva o un clima demasiado frío dentro del terrario, proporcionar una alimentación balanceada y adecuada para el tipo de serpiente que se tiene como mascota evita futuras reincidencias.

¿Se puede prevenir la neumonía en las serpientes?

En cuanto a la prevención de la neumonía en serpientes, debemos recordar que la temperatura en el hábitat del reptil es un factor predisponente y de gran relevancia para que aparezcan enfermedades de tipo respiratorias en reptiles.

La temperatura adecuada varía según el tipo de serpiente, por esa razón al adquirir cualquier reptil, es necesario informarse lo suficiente para conocer el tipo de hábitat que requiere, cuál es el mejor sustrato, si necesita algún calefactor o equipo especial para mantenerla confortable, qué alimento es el mejor y cada cuánto tiempo debe alimentarse.

Siguiendo todas estas indicaciones, ya sea informado con un veterinario dedicado a mascotas exóticas, o bien si el espécimen se adquiere en alguna tienda de reptiles o criadero, en donde igualmente deben asesorar sobre accesorios y cuidados a los nuevos propietarios, la serpiente podrá gozar de una vida plena y libre de enfermedades.