Tortuga domestica, cuidados

Tortuga mascota


Las tortugas son unos reptiles del orden de los testudines, también denominado Chelonia (quelonios); su nota más peculiar es tener el cuerpo envuelto en un caparazón.

Tienen un periodo determinado de hibernación. Son ovíparos, es decir, se reproducen por huevos, Existen diferentes variedades, las cuales se han ido adaptando a su hábitat particular, así tenemos tortugas de tierra, de mar, de agua dulce, incluso semiacuáticas, estas últimas poseen, dependiendo del género a que pertenece, membranas o, en su caso, aletas que le habilitan para nadar.

Tortugas de agua

Como ocurre con el resto de mascotas, las tortugas de agua domésticas requieren un cuidado cercano y específico de la especie, pese a que no demuestre un nivel de socialización como el que se puede tener con gatos o perros.

Alojamiento de las tortugas de agua

Es importante que tanto la pecera como el acuaterrario en donde pretendamos tener a la tortuga de agua, cumpla con determinadas características como las dimensiones, puesto que debemos tener en cuenta que las mismas crecerán. Siempre es aconsejable que conviva más de una tortuga para que dispongan de más sociabilidad y la posibilidad de relacionarse.

Además de la importantísima zona de agua, que será en la que pasarán la mayor parte del tiempo, estos reptiles deben poder disponer de un espacio de tierra donde puedan descansar y tomar sol.

Respecto al espacio de agua o piscina, ésta debe ser lo suficientemente profunda como para que los animales puedan nadar con comodidad, algo vital para esta especie y que contribuye significativamente en una buena salud. La profundidad ideal del acuario debe ser de aproximadamente 1,5 o 2 veces el largo de la tortuga.

Es indispensable que reciban una buena cuota de luz diaria, por lo que si el acuaterrario no lo posee, será necesario adquirir unas lámparas que aporten esa luz y que ayuden al desarrollo saludable de estos reptiles.

Como muchos peces, exigirán que la temperatura del agua esté en torno a los 28ºC, esto lo podemos conseguir fácilmente con un calefactor especial para el agua, muchos llevan incorporado un termómetro con el fin de que la temperatura se mantenga en optimas condiciones.

Los sistemas de filtros de los estanques donde habite el quelonio deben ser muy efectivos, puesto que el animal defecará en el agua y puede ser una fuente de enfermedades para estos animales. Las plantas vivas pueden ayudar a absorber la suciedad.

En cuanto a la temperatura exterior, no deberá bajar de 23º C. Si el mismo ambiente no puede aportarla, tendremos que recurrir a una lámpara calentadora.

Además, estos animales deben disponer de sectores donde descansar, secarse y tomar sol.

Alimentación de la tortuga de agua

La alimentación de este tipo de reptil es muy variada, pueden llegar a comer gran variedad de alimentos. Debido a su gran glotonería, pueden digerir lo que se les dé, pero esto hay que vigilarlo, ya que solo deben nutrirse con alimentos de calidad, con la finalidad de cubrir de forma equilibrada sus necesidades nutricionales. Cuando son pequeñas deben comer 3 veces al día, mientras que de adultas se debe limitar su alimentación a 4 por semana. Su dieta ideal pasa por los pellet comerciales de alimentos balanceados, específicos para tortugas semiacuáticas; deben contener sólo un 10% de grasa. Los pequeños peces vivos y gusanos de tierra pueden servir de dieta suplementaria. Se deben evitar los camarones secos o Krill , en todo caso sólo deben usarse como golosinas ocasionales.

Reproducción de la tortuga de agua

Si se mantienen en optimas condiciones y en un espacio que no reduzca sus hábitos naturales, muchos ejemplares pueden llegara reproducirse con facilidad. Alcanzan la madurez sexual entorno a los cinco años. El apareamiento se produce en el interior del agua; una vez fecundada y al cabo de cuatro semanas, la hembra deposita sus huevos en la tierra, el número depende de la especie, aunque la media oscila entre cinco y 15 huevos. Es recomendable trasladarlos a una incubadora, los mantendremos a una temperatura no inferior a 28º. La eclosión se produce sobre los tres meses desde la puesta. Los pequeños precisarán de agua y tierra para sobrevivir, también una alimentación equilibrada es importante para el buen desarrollo de las pequeñas tortugas.

Salud de las tortugas de agua

La limpieza del entorno en el que viven, la recepción de luz y la buena alimentación serán las claves para una buena salud de nuestro quelonio. Y a propósito de su salud, evitar que aparezcan hongos en su caparazón es una de las misiones de su cuidado. Un poco de sal común cada 20 litros de agua puede ayudar a evitarlo.

Entre las patologías más frecuentes que se pueden apreciar en estos animales destacan los problemas oculares, falta de vitaminas, enfermedades respiratorias, parásitos y problemas relacionados con el tracto digestivo.

Un chequeo anual con el veterinario de confianza es prácticamente imprescindible. La exploración física general y la desparasitación serán las prioridades.

Tortugas de tierra

Tortuga de tierra en cautividad, cuidados

Tortuga de tierra

Estos ejemplares, a diferencia de la variedad acuática, son mayoritariamente vegetarianos y permanecen durante la mayor parte de su tiempo en zonas terrestres. Son muy demandadas como mascota  y con buenos cuidados, muchas especies se adaptan al entorno humano,

Alojamiento de la tortuga de tierra

Las tortugas de tierra requieren de un espacio lo suficientemente amplio como para desplazarse con comodidad. Este es un punto importante si queremos tener a nuestra tortuga de tierra en un terrario cerrado. El suelo del terrario debe rellenarse de un sustrato de partículas grandes para evitar que se lo pueda comer. De igual modo debe ser fácil de limpiar.

El uso de sustrato es mucho más recomendable que la arena, la tierra o el follaje natural, puesto que se trata de compuestos mucho más difíciles de limpiar.

Como casi todas las especies de tortugas, las de tierra también exigirá una excelente exposición a la luz, así como una temperatura y humedad ambiente muy equilibradas de acuerdo con sus exigencias. Cuando no reciben la luz solar directa, conviene utilizar lámparas especiales o fuentes de calor.

Durante la época de hibernación estará sin comer ni moverse, simplemente dormirá. A pesar de este estado nunca deberá faltarle un cuenco con agua fría. Cuando no hibernan, necesitan caminar y mantenerse activas.

Alimentación de las tortugas de tierras

La alimentación debe tener un alto contenido de fibras, proporcionadas por pastos, flores de colores vivos, verduras, frutas e incluso algunas variedades pueden alimentarse ocasionalmente de lombrices e insectos. Los suplementos multivitamínicos son siempre recomendables pero sin excesos. La falta de vitaminas y de luz es causa de múltiples enfermedades, entre ellas renales y de hiperparatiriodismo nutricional.

Reproducción de la tortuga de tierra

Cuando conviven un macho y una hembra, existen probabilidades de que se produzcan apareamientos durante la época de celo. La copulación y la fertilidad dependerán de la luz y las condiciones climáticas. Estos animales alcanzan su madurez sexual a partir de los siete años de edad. La gestación suele durar entre 8 y 9 semanas. El número de huevos depende del tipo de tortuga, aunque la media oscila entre 2 y 10 huevos. La hembra desarrolla la puesta en el interior de la tierra. Es recomendable disponer de una incubadora para el traslado de los huevos. La temperatura que debemos mantener depende la especie, no obstante, no ha de ser inferior a los 28º. Sobre los 70 días comenzarán a nacer las tortuguitas, que deberán permanecer largo tiempo en un terrario. Una alimentación balanceada con complementos vegetales ayudarán a que se mantenga en optimas condiciones de salud.

Salud de la torturga de tierra

En general, Al tratarse de un animal silvestre, no doméstico en su totalidad, la salud y bienestar dependerá de nuestra capacidad para lograr acondicionar su hábitat casero de la forma más similar posible al natural.

Entre las enfermedades más frecuentes destacan los problemas estomacales, parásitos, sobrecrecimiento de mandíbula en algunos ejemplares, enfermedades respiratorias y falta de vitaminas. Ante cualquier síntoma se hace imprescindible la visita al veterinario.

 Información taxonómica de las tortugas

Reino: Animalia.
Subreino: Eumetazoa.
Filo: Chordata.
Subfilo: Vertebrata.
Clase: Reptilia, reptilies.
Subclase: Anapsida, anápsidos.
Orden: Testudines o quelonios.
Suborden: Cryptodira y Pleurodira

Especies de tortugas o quelonios más comunes en cautividad:

Tortugas de agua

Trachemys scripta elegans: tortuga de orejas rojas
Trachemys scripta scripta: tortuga de orejas amarilla
Trachemys scripta troosti: tortuga de Cumberland
Trachemys emolli: tortuga nicaragüense
Trachemys callirostris: jicotea

Tortugas de tierra

Terrapene ornata: tortuga de caja
Testudo hermanni: tortuga mediterránea
Testudo graeca: tortuga mora
Geochelone elegans: tortuga estreñada de la India
Geochelone pardalis: tortuga leopardo
Agrionemys horsfieldii : tortuga rusa

Vídeo de tortugas

Vídeo con numerosas especies de agua dulce.