Donde viven los reptiles, hábitat

Hábitat de los reptiles

Los reptiles son animales que viven mayoritariamente en medios terrestres, aunque hay algunos que han colonizado hábitats acuáticos. A diferencia de otros vertebrados como los mamíferos o las aves, los reptiles son de sangre fría y no tienen mecanismos para mantener la temperatura corporal, por lo que no están tan adaptados a los hábitats extremos. Sin embargo, se pueden encontrar en gran diversidad de ambientes y en todos los continentes excepto en la Antártida, por esa razón en este post hablamos del hábitat de los reptiles, toda vez que muchas personan se preguntan ¿dónde viven los reptiles? .

Hábitat de los reptiles cercanos al océano Ártico

En las zonas frías cercanas al océano Ártico son mucho más escasos que otros grupos de animales. De hecho, sólo se conoce una especie de reptil que sea capaz de vivir allí de manera estable, ya que otras especies pueden ir y venir dependiendo la temporada del año. Esa especie es la de la lagartija vivípara y es conocida porque sus huevos eclosionan dentro de ella y las crías salen sin huevo al exterior. Probablemente sea un método de adaptación a las temperaturas extremas, ya que sólo vive en latitudes muy al norte o a más de 3000 metros.

Reptiles que viven en tundra o bosque boreal

Si nos desplazamos un poco hacia latitudes algo más meridionales se localiza otro ambiente frío, aunque no tanto como la tundra del Ártico. Se trata de la taiga o bosque boreal, donde los reptiles todavía tienen problemas para sobrevivir dadas sus bajas temperaturas. La mayoría de reptiles que viven en esas zonas atraviesan un ciclo biológico de dormancia denominado brumación en el que se refugian debajo de la tierra durante el invierno, ya que las temperaturas resultan insoportables para su vida. Las especies de reptiles que están presentes son del grupo de las serpientes e incluyen la víbora común europea o la culebra rayada.

Reptiles que viven en la estepa

En los climas más cálidos los reptiles no tienen demasiados problemas para sobrevivir, su hábitat les permite ser más abundantes que en los que hemos estudado hasta ahora. Por ejemplo en las grandes estepas asiáticas se pueden encontrar algunas especies de tortugas como la tortuga rusa. Sin embargo, las familias más habituales en estos ambientes suelen ser la de las serpientes y la de los lagartos ya que están mejor adaptados a la vida en hábitats secos como la estepa. La víbora común y la víbora asiática son especies también representativas de la estepa, así como lo son el lagarto ágil o el lagarto corredor de las estepas.

Hábitat de los reptiles en la sabana

En la sabana viven otros tipos de reptiles menos comunes que en otros hábitats. Por ejemplo, es más frecuente descubrir especies de cocodrilos, caimanes y tortugas. Algunas de estas especies necesitan ambientes secos pero a la vez necesitan tener accesibles entradas al agua para poder desarrollar su vida o reproducirse, así que la sabana resulta en una buena mezcla de ambos factores. La mayoría viven en la sabana africana, pero también habitan en Australia, Asia y alguna zona de América, aunque son menos habituales. Algunas especies conocidas que viven en la sabana son el caimán de anteojos, la tortuga sulcata o el cocodrilo del Nilo.

Reptiles de hábitats desérticos

Para aquellos reptiles que pueden vivir en ambientes calurosos y además no tienen tantas necesidades de agua como la familia de los cocodrilos, el desierto resulta en su hábitat ideal. Los más habituales son las serpientes y los lagartos, aunque también algunas tortugas pueden vivir en el desierto. La mayoría de ellos resisten el calor construyendo madrigueras debajo de la tierra o entre las rocas en las que pasar las horas de mayor insolación. Además, gracias a la cubierta que tienen en la epidermis evitan perder agua a través de la piel, así que están muy bien adaptados al desierto. Algunas serpientes que viven en el desierto pueden ser la serpiente cascabel o la serpiente real común, de la familia de las culebras. En cuanto a lagartos, podemos encontrar especies como el gecko, el monstruo de Gila o la iguana del desierto. Las tortugas tienen menos especies preparadas para el desierto, pero aún así podemos encontrar algunas como la tortuga sulcata, que también puede vivir en la sabana, o las tortugas del desierto.

Reptiles que habitan en bosques templados

En los ecosistemas con temperaturas algo más templadas, los reptiles tampoco tienen problemas para sobrevivir. Las especies que se localizan en ese hábitat dependen generalmente de la zona geográfica donde se encuentre, ya que puede cambiar bastante de un continente a otro. Las especies más habituales en los bosques templados suelen ser las serpientes. Muchas de ellas viven en la tierra, mientras que otras lo hacen en las ramas y corteza de los árboles.

Reptiles que viven en selvas tropicales

Sin embargo, el ambiente en el que los reptiles viven más cómodamente y donde mayor variedad se puede encontrar es, sin duda, en las selvas tropicales. De nuevo son las serpientes el grupo mayoritario, con algunas especies que sólo pueden vivir en estas zonas como la anaconda. La familia de los lagartos también tiene amplia representación, con algunas especies tan conocidas como los camaleones. Los cocodrilos y las tortugas también pueden vivir en la selva tropical, aunque normalmente lo hacen en zonas cercanas a ríos o al mar.