Los escamosos, el orden squamata

depositphotos © lifeonwhite

El orden Squamata o reptiles escamosos agrupa un número muy amplio de reptiles: lagarto, iguana, camaleones, serpientes y culebrillas ciegas.

Se estima que pueden existir más de 7.000 especies y entre sus características principales destacan una serie de caracteres anatómicos peculiares fruto de su adaptación en el correspondiente ciclo evolutivo, presentan escamas que mudan, cráneo con fosa temporal, los dientes carecen de alvéolos, poseen abertura cloacal  transversal y órgano copulador con dos semipenes.

El orden Squamata o escamosos se divide en tres subordenes: lacertilios, serptientes y anfisbenios.

Lacertilios, lagartos y afines

Los lacertilios se caracterizan por tener un cuerpo alargado, cola también larga  en muchos casos delgadas y extremidades pentadáctilas. Son reptiles que sobrevivieron a la extinción del periodo cretácico; la mayoría presentan un tamaño pequeño, aunque existen ciertas excepciones como es el caso de varánidos o ciertas iguanas. Los lacertilios poseen párpados y aberturas auditivas externas visibles. La lengua pueda adquirir formas variadas: pequeñas y no plegables o con proyección hacia fuera y alargable, por ejemplo los camaleones. El hueso cuadrado es móvil facilitando la articulación de la mandíbula con el cráneo. Ciertos grupos de especies son mudos.

Serpientes, ofidios

Las serpientes han perdido sus extremidades al igual que los anfisbenios; poseen un cuerpo alargado y presentan cola de dimensiones variables en función de la especie. El cráneo es fuerte y carece de arcos temporales, el hueso cuadrado es muy móvil, lo que facilita que puedan abrir ampliamente la boca. Destaca su columna flexible y el elevado número de costillas, las cuales facilitan el movimiento del ofidio. La lengua es protráctil y bífida, de gran ayuda como órgano olfativo, los dientes encorvados se unen con glándulas salivares facilitando la secreción de sustancias venenosas en muchas especies de serpientes.

Anfisbénidos, culebrilla ciega

Los anfisbénidos son los menos conocidos dado la dificultad de su estudio, toda vez que sus hábitos son un tanto peculiar, ya que habitan en áreas subterráneas, destaca su cuerpo alargado, en forma cónica con presencia de surcos anulares, los ojos son pequeños y carecen de orificios auriculares. Las extremidades están ausentes en la mayor parte de estos escamosos.

Características de los escamosos o Squamata

  • Existencia de fosas temporales en el cráneos a diferencia de la tortugas.
  • Ecdisis o muda de la piel.
  • Acortamiento de sus extremidades, concretamente las patas, algunas especies incluso carecen de ellas.
  • Presencia de  órgano vomeronazal o de Jacobson.
  • Recubrimiento escamas por todo el cuerpo.
  • Presencia de hemipene en ejemplares machos.

Listado de especies del orden Squamata. Tipos