Locomoción de los reptiles, tipos de desplazamiento y ejemplos

Locomoción de los reptiles
Locomoción de los reptiles
Rushen/CC BY-SA 2.0

La habilidad de moverse es un requisito indispensable para muchos procesos biológicos en los animales, como la alimentación o la reproducción. Esta habilidad es conocida como locomoción y está fuertemente influenciado por el medio y/o sustrato en el que habita el animal. En este artículo hablamos de la locomoción de los reptiles.

La locomoción de los reptiles es muy diversa, debido a la amplia variación de hábitos que se presenta dentro de este grupo de animales. Como su nombre lo indica, “reptiles” hace referencia al proceso de reptar, acción de movimiento utilizada por un grupo muy importante dentro de los reptiles: las serpientes, las cuales no presentan extremidades y poseen una locomoción de arrastre, sin embargo dentro de los reptiles encontramos un variado grupo de animales tetrápodos (cuatro extremidades) en los cuales el proceso locomotor es diferente.


La locomoción de los reptiles tetrápodos presenta desde movimientos diagonales como en el caso de tortugas terrestres, secuencia laterales de las extremidades como en el caso de los cocodrilos o el bipedalismo que se da en varias especies de lagartos. Cada grupo de reptiles presenta variaciones en su locomoción, lo que les ha permitido adaptarse a diferentes hábitats.

Locomoción de los reptiles ofidios

En cuanto a la locomoción de los reptiles serpientes, podemos encontrar tres tipos de movimiento característico: la ondulación lateral, la locomoción de acordeón y el movimiento lateral. Este tipo de movimiento varía dependiendo del sustrato en el que se mueva el animal, cumpliendo con la función de generar fuerza de propulsión mediante la flexión vertebral lateral y permitiendo el movimiento. Veamos más detenidamente la locomoción de los reptiles ofidios.

En el caso de la ondulación lateral, el más común dentro de las serpientes, se activan los músculos de cada lado del cuerpo uno a la vez, con el fin de provocar los movimientos ondulatorios. En el caso del movimiento de acordeón la serpiente ancla una parte de su cuerpo mientras mueve al otro y posteriormente hace lo contrario, permitiéndole avanzar, este tipo de movimiento es usado usualmente cuando la serpiente está bajo tierra, sin embargo es muy desgastante para el animal por lo cual no es habitual su observación. En el caso del movimiento lateral se presenta un movimiento unidireccional del cuerpo en donde una parte de este va hacia una dirección sobre el sustrato y la otra esta despegada, este tipo de movimiento es útil cuando se presentan terrenos muy arenosos que dificultarían otro tipo de movimiento.

Hay que destacar en la locomoción de los reptiles serpientes, existen diversos grupos que se ha especializado para el nado, como las serpientes marinas, las cuales presentan variaciones morfológicas en su cola y dorso que les permite adquirir destreza a la hora de nadar. Estas serpientes presentan un movimiento ondulatorio lateral que favorece su velocidad dentro del agua. Al mismo tiempo se han adaptado para salir a tierra.

Locomoción de los lagartos

En el caso de reptiles como los lagartos, las adaptaciones locomotoras son muy diversas. Muchas especies de lagartos se han adaptado a una locomoción bípeda, con extremidades inferiores alongadas y fuertes facilitando los movimientos rápidos, gracias al uso de su cola como tercer soporte y propulsión. Los lagartos y afines que usan la locomoción bípeda generalmente presentas movimientos rápidos de corrida y tiempos de descanso, cuando esto ocurre la fuerza ejercida por el animal al correr debido a la gravedad y a la inercia irán hacia sus patas traseras, enfocando la fuera en la zona posterior del cuerpo y la elevación de la parte posterior del mismo.

Algunas especies, por ejemplo algunos geckos, han desarrollado la habilidad de escalar estructuras verticales, por lo cual sus patas presentan garras fuertes, acompañados de unas almohadillas plantares adherentes llamadas lamelas, estas estructuras, junto con un cuerpo dorsoventralmente aplanado, le permiten al animal llevar su centro de masa hacia el sustrato, manteniendo una postura extendida, por lo que puede incluso escalar de cabeza hacia abajo.


Otros geckos en cambio no presentan lamelas y sus cuerpos son menos aplanados. Por medio de movimientos axiales ondulatorios pueden movilizarse fácilmente en terrenos rocosos o arenosos.

Entre los tipos de locomoción de los reptiles, la de los camaleones es bien diferenciada. A diferencia de otros lagartos con movimiento axial ondulante, estos mantienen una posición lineal del cuerpo y mueven solamente las partes distales de las extremidades, lo que les permite agarrarse fijamente a ramas con un diámetro mucho menor al de su cuerpo y de este modo mantener el punto de equilibrio.

Locomoción de los cocodrilos, gaviales y caimanes

Otro importante grupo de reptiles son los cocodrilos, los cuales presentan un estado transicional entre el agua y la tierra. Estos organismos presentan una cola lateralmente aplanada permitiéndoles la propulsión axial en el agua durante el nado, sus piernas se alinean cerca del cuerpo minimizando la resistencia hidrodinámica y permitiéndole movimientos rápidos.

En tierra estos organismos presentan, al igual que otros reptiles, un movimiento axial ondulante.

Locomoción de las tortugas

En el caso de las tortugas se pueden encontrar tres tipos de locomoción diferentes, determinado por el hábitat de estos reptiles.

En el caso de las tortugas terrestres, se presenta una locomoción extremadamente lenta debido a su estructura ósea pesada y su lento metabolismo. El movimiento se basa en una secuencia diagonal dominante de las extremidades, manteniendo normalmente 3 extremidades sobre el suelo para mantener el punto de equilibrio.

En el caso de las tortugas marinas, las modificaciones en las patas en forma de remo y las placas en su caparazón estructuralmente hidrodinámicas, les permite realizar movimientos rápidos en el agua. Estos animales utilizan sus aletas anteriores como remos, y las posteriores de manera muy similar a los cocodrilos, juntándolas al cuerpo para direccionar su movimiento. Los movimientos terrestres de estos organismos generalmente son lentos debido a la especialización de sus extremidades para el nado.

Por último, las tortugas semiacuáticas presentan una locomoción axial de sus patas, pareciendo que caminaran dentro del agua.

Desplazamiento de los reptiles anfisbénidos

La locomoción de los reptiles anfisbénidos, aunque se trata de un grupo poco conocido, presenta un tipo de locomoción único entre los vertebrados. La locomoción rectilínea que poseen estos reptiles les permiten movimientos de avanzada y retroceso fáciles, esto se da debido a que estos animales utilizan la contracción muscular para producir ondas que pasan a lo largo de su cuerpo provocando un movimiento lineal recto.

Teniendo en cuenta que presentan un comportamiento fosorial, sus peculiares movimientos les favorece la movilidad bajo tierra, así mismo en caso de peligro, este tipo de locomoción de los reptiles les permite un huida rápida.

Bibliografía

– Bayraktaroglu. (2009)
– Christian et al. (1994)
– Ficher et al. (2010)
– Gans. (1974)
– Jayne. (1986)
– Paladino. (1985)
– Riley. (1986)
– Seebacher et al. (2003)
– Wyneken et al. (2007)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *