El orden crocodilia o crocodylia agrupa a los animales con mayor envergadura que comprende la clase Reptilia. Sus orígenes se remontan al periodo Triásico, aunque de las diferentes familias que han existido tan solo se conservan tres: gaviálidos (gaviales), aligatóridos (caimán y aligatores) y crocodílidos (cocodrilo).

Morfológicamente los crocodilios tienen una serie de características comunes, como es el hecho de poseer una cola potente y poderosa que le habilita para nadar con agilidad; su cuerpo está revestido de escamas muy duras,  gracias a la queratina se convierte en un poderoso armazón, el cual brinda al cocodrilo una excelente protección. Tienen un corazón con cuatro cámaras, a diferencia de la mayoría de reptiles que comprende la clase Reptilia, en los que su corazón se divide en tres cámaras , además poseen mandíbulas muy poderosas y sus piezas dentales mudan sus durante toda la vida, Los más conocidos son el cocodrilo o el propio caimán.

Son reptiles que prefieren habitar en áreas de agua dulce, no obstante existen ejemplares que ocasionalmente también se desplazan a guas salobres. Se alimentan de animales vertebrados e invertebrados, cazan regularmente y consumen vorazmente a sus presas.

La reproducción es ovípara, ponen los huevos en cavidades que construye la hembra, normalmente la nidada está recubierta con maleza y vegetación, ya que su ulterior descomposición favorece el proceso de incubación.

Pasan la mayor parte del tiempo sumergido en el agua, cuando se desplazan a la tierra, sus movimientos son más lentos y caminan arrastrando la zona ventral.

La población ha sufrido una merma considerable, principalmente debido a la destrucción del hábitat y la caza furtiva para la comercialización de la pieles, gracias a programas de conservación y a una regulación jurídica protectora de la especie, se ha podido mantener y conservar las familias que conocemos en la actualidad.

Las tres familias existentes de crocodilios se diferencian principalmente por una serie de rasgos morfológicos, así tenemos:

Gaviálidos: fácilmente reconocible ya que presenta un hocico muy pronunciado.

Aligatóridos: Caimán y aligatores, los dientes superiores permanecen más desplazados que los inferiores, ya que estos animales presentan una mandíbula ancha, con lo que las piezas dentales no son visibles cuando permanecen con la boca cerrada.

Crocodílidos:  Cocodrilo, colocación de los dientes en forma de hilera, por esa razón el cuarto diente inferior es visible cuando mantienen las mandíbulas cerradas.

Familias y especies del orden crocodilia