5 reptiles acuáticos que integran la biodiversidad

Reptiles acuáticos
Reptiles acuáticos

Los reptiles acuáticos son animales saurópsidos bastante curiosos si se tiene en cuenta su evolución a lo largo de los tiempos, aunque como el resto, conservan sus escamas de queratina y su reproducción a través del huevo amniótico. Hoy forman parte activa de la biodiversidad, y ciertas especies están amenazadas por la actividad humana. Conoce a continuación los más populares.

Tortuga marina

Las tortugas marinas son seres increíblemente hermosos, se pueden observar en muchos mares tropicales y otras aguas cálidas. Estos reptiles acuáticos se caracterizan por tener un gran caparazón que cubre toda su espalda, También escamas duras presentes en tanto en su cabeza como en las extremidades.


Hay diferentes tipos de tortugas marinas. Son fascinantes de ver porque varían en tamaño, tonalidades y formas. La tortuga bastarda pesa unos 45 kilos, mientras que la tortuga laud puede tener un volumen que oscila entre los 290 y los 500 kilos.

En el pasado estas tortugas fueron cazadas asiduamente como comida. Hoy suelen quedar atrapadas en las redes de enmalle de los pescadores. Debido a esto están en peligro de extinción.

Serpiente marina

Las serpientes marinas no son muy distintas de las terrestres. Son reptiles acuáticos de sangre fría, poseen escamas, lenguas bifurcadas y cambian su piel con regularidad. Estas en particular son anfibias porque también respiran aire.

Habitan mayormente en las aguas tropicales del Pacífico. La mayor diversidad se puede encontrar en zonas específicas como Indonesia y Australia. Cada una de estas regiones dispone de unos 20 tipos de serpientes marinas.

A pesar de que requieren de aguas cálidas para vivir, la tormenta a veces las arrastra hasta zonas frías como el puerto de Sidney.

Cocodrilos entre los reptiles acuáticos

Estos miembros de la orden Crocodylia, son comunes en Asia, África, Australia y en América. Existen diferentes tipos de lo que popularmente se conoce como cocodrilos. Pero lo que más varía en ellos es el tamaño. Pueden medir entre 1,7 m y 6,7 metros de longitud. Dentro del grupo también se encuentran los gaviales, alligator y caimanes.

Son reptiles acuáticos que se alimentan de ratas, aves, ratones, peces o langostas. Destacan por ser cazadores asombrosos que atrapan a sus presas con sus enormes mandíbulas, las aplastan y se las engullen enteras. No pueden masticar o romper su comida en partes, como ocurre con otros animales.


El proceso de digestión lo completan gracias a que engullen piedras, que les permiten desmenuzar la comida en el estómago. Han sobrevivido millones de años debido a su metabolismo lento, el cual les habilita para vivir muchos meses sin comida.

Iguana marina

La iguana marina (Amblyrhynchus cristatus) es una especie exclusiva que habita en las islas Galápagos. Hay diferentes subespecies de iguanas que pertenecen a distintas islas. Pero las más populares son las Fernandina y la Isabela, que además son las que tienen el mayor tamaño.

Estos reptiles acuáticos tienden a tener un color oscuro cuando alcanzan la adultez. Pero los machos cambian sus tonalidades llegada la temporada de apareamiento. Estos colores varían en cada isla. Por ejemplo, en las islas Floreana y Española se vuelven verdes y rojos, en Ferdinanda sin embargo se tornan en un verde oscuro o en un rojo ladrillo, finalmente en Santa Cruz prevalecen los colores rojos y negros. Durante esta etapa, los machos pelearán ferozmente entre ellos por ganar el derecho a reproducirse con los harenes de hembras.

Tortugas de agua dulce

Entre los reptiles acuáticos quizás destacan las tortugas de agua dulce, es decir, aquellas que se han adaptado a llevar una vida semiacuática. Muchas son populares dado la afición que despiertan por parte de personas que las demandan para mantenerlas en cautivad, gracias a los tradicionales acuaterrarios o incluso en estanque de exterior.

El sector comercial ha avanzado mucho fabricando multitud de accesorios y alimentación especial, indispensable para que vivan en cautiverio sin dificultad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *