Estás aquí: Inicio » Información reptiles » Reptiles de México, una fauna con gran diversidad de especies

Reptiles de México, una fauna con gran diversidad de especies

Reptiles de México
Maximilian Paradiz/CC BY 2.0

Los reptiles son un grupo de animales megadiversos, que han presentado a lo largo del tiempo, una radiación y diversificación importante en las regiones tropicales del planeta, especialmente en el neotrópico. Los reptiles de México ubican a dicho país como el segundo más diverso en especies con respecto a este grupo animal.

En la actualidad, se han descrito cerca de 10000 especies de reptiles en todo el mundo, de las cuales alrededor de 864 especies se encuentran entre los reptiles de México, mientras que Australia mantiene el primer lugar en diversidad de reptiles, con alrededor de 1000 especies. Los grupos reconocidos de reptiles en la actualidad son los Testudines (tortugas), Crocodylia (cocodrilos), Squamata (lagartijas y serpientes) y Sphenodontia (tuátaras o esfenodontes).

Algunas características de los reptiles favorecen su abundancia y diversidad en regiones neotropicales, como el hecho de que son animales ectotérmicos, por lo cual, su temperatura corporal depende en gran medida de las condiciones ambientales. Por otro lado, estos animales se caracterizan por carecer de glándulas en su piel, de manera que presentan un aspecto y textura seca sobre las escamas. Aunque algunos reptiles tienen hábitos acuáticos, todos ellos presentan respiración pulmonar, además de reproducción con fecundación interna, existiendo tanto especies ovíparas como especies vivíparas.

Los reptiles de México representan el 9% del total de especies descritas en todo el mundo. En dicho país se encuentran presentes tres de los cuatro grupos reconocidos, con aproximadamente 48 especies de tortugas, 3 especies de cocodrilos, más de 400 especies de lagartos y alrededor de 400 especies de serpientes.

Reptiles de México en peligro de extinción

Los reptiles de México, al igual que las demás especies distribuidas en el planeta, presentan papeles ecológicos fundamentales, al formar parte de diversas cadenas tróficas como importantes depredadores. Por otro lado, muchas especies también forman parte de la dieta de otros animales como aves y mamíferos. Adicionalmente, muchas especies de reptiles actúan como controladores de plagas perjudiciales para las actividades humanas, por ejemplo distintas especies de roedores.

A pesar de su importancia, actualmente se estima que casi el 15% de las especies de reptiles de México se encuentran en alguna categoría de amenaza, debido principalmente a las actividades antrópicas que han ocasionado significantes pérdidas de hábitats, además de la caza furtiva y las actividades ilegales de tráfico y comercio de animales y productos derivados de estos, tal es el caso de pieles y dentaduras.

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), se registran ocho (8) especies en peligro crítico, 40 especies en peligro, 53 especies vulnerables y 25 especies catalogadas como casi amenazadas, para un total de 126 especies consideradas dentro de alguna categoría de amenaza.

Dentro de la condición de “Peligro Crítico” se consideran cuatro (4) especies de tortugas, como la tortuga del bolsón o desierto (Gopherus flavomarginatus) y la tortuga de carey (Eretmochelys imbricata); así como varias especies de escamosos como la serpiente de cascabel de Santa Catalina (Crotalus catalinensis), la iguana de cola espinosa de Oaxaca (Ctenosaura oaxacana) y la lagartija espinosa del desierto de Querétaro (Sceloporus exsul).

Entre las 40 especies de reptiles de México consideradas “En Peligro”, se encuentran la tortuga verde (Chelonia mydas), la tortuga coahuila (Terrapene Coahuila), la chacahuala espinosa (Sauromalus hispidus), las serpientes ciempiés de potosí (Tantilla shawi) y de líneas amarillas (T. flavilineata), así como la nauyaca guerrerense de montaña (Mixcoatlus barbouri), entre otras.

Entre las especies vulnerables se encuentran diversos iguánidos como la iguana de cola espinosa (Ctenosaura clarki), la chacahuala de Santa Catalina (S. klauberi) y la chacahuala de San Esteban (S. varius). Además, algunas serpientes como la cascabel de cola larga (Crotalus stejnegeri) y la serpiente lora de bosque nublado (Leptophis modestus) se encuentran casi amenazadas.

Testudines de México

Entre los reptiles de México se han registrado 48 especies de tortugas repartidas en 10 familias y 19 géneros, lo que posiciona a este país como el segundo con más riqueza de especies de testudines. Las familias con mayor número de géneros presentes en México son Emydidae con cinco (5) géneros y Cheloniidae con cuatro (4) géneros, mientras que las que presentan mayor riqueza de especies son Kinosternidae con 15 especies, Emydidae con 14 especies y Cheloniidae con seis (6) especies.

Algunas de las tortugas más representativas de este país son las tortugas marinas Chelonia mydas, Lepidochelys kempi o tortuga lora y la tortuga laúd Dermochelys coriacea. Entre las tortugas de agua dulce se encuentran las tortugas serpentinas Chelydra rossignoii y C. serpentina. Además, existen especies semiacuáticas y terrestres como las tortugas de orejas pintadas del género Trachemys, las tortugas de caja del género Terrapene, la tortuga de monte mojina Rhinoclemmys areolata, tortugas de pantano del género Kinosternon y muchas otras.

Crocodylia de México

En México se conocen tres especies de reptiles arcosaurios, dos especies de cocodrilos (familia Crocodylidae) conocidos como cocodrilo americano (Crocodylus acutus) y el cocodrilo Morelet (C. moreletii). Por su parte, la familia americana Alligatoridae, que cuenta con siete (7) especies en este continente, tiene un representante dentro de los reptiles de México, que es el caimán de anteojos (Caiman crocodilus).

Escamosos

El orden de los escamosos es el que presenta mayor número de especies dentro de los reptiles de México. Los últimos estudios sobre la riqueza de escamosos estiman que existen en el país alrededor de 417 especies de lagartos, 393 especies de serpientes y tres (3) especies de anfisbénidos.

El suborden de los lagartos (Lacertilia) presenta 18 familias y 48 géneros en México, lo que representa el 9% del total de géneros a nivel mundial. Entre los lagartos, resalta la familia Phrynosomatidae con 10 géneros y más de 135 especies, donde se encuentran las lagartijas espinosas de los géneros Phrynosoma y Sceloporus, además de lagartijas arborícolas del género Urosaurus.Otras familias relevantes son Anguidae, con siete (7) géneros y 49 especies dentro de los reptiles de México, entre los que se encuentran lagartos arbóreos o dragoncitos del género Abronia; la familia Dactyloidae con 48 especies de lagartijas del género Anolis; y la familia Teiidae con dos (2) géneros y 43 especies, entre las cuales se encuentran las ameivas del género Holcosus y los huicos o corredores del género Aspidoscelis.

En cuanto las serpientes (Serpentes) resalta la familia Colubridae con 35 géneros y 133 especies, entre las que se pueden mencionar a las culebras del género Coluber, culebras pericos o loros del género Leptophis, las bejucas del género Oxybelis y las culebras ciempiés del género Tantilla.

Por otro lado, la familia Dipsadidae tiene 28 géneros y 131 especies entre los reptiles de México, entre las cuales están las culebras rayadas Coniophanes, las culebras mineras Geophis, además de otros géneros como Leptodeira, Rhadinaea, Sibon, Ninia y Dipsas. En cuanto serpientes venenosas se encuentran algunos elápidos (Elapidae) como las corales del género Micrurus y serpientes marinas Hydrophis platurus y Laticauda colubrina; además de diversas víboras (Viperidae) como casi 40 especies de cascabeles del género Crotalus, víboras nariz de cerdo del género Porthidium, la serpiente terciopelo Bothrops asper, manos de piedra del género Atropoides y algunos cantiles como el mocasín mexicano Agkistrodon taylori.

Por otro lado, los anfisbénidos (Amphisbaenia) que forman parte de los reptiles de México pertenecen a la familia Bipedidae, la cual es endémica de dicho país y cuenta con tres especies del género Bipes que son B. canaliculatus, B. biporus y B. tridactylus.

Reptiles endémicos de México

En los reptiles de México se registra un grado importante de endemismo, ya que de las 40 familias descritas de reptiles, alrededor de 25 presentan especies endémicas en este país. Entre las familias de lagartos con mayor porcentaje de especies exclusivas de México se encuentran: Xenosauridae (87.5%), Anguidae (87.7%), Phyllodactylidae (81.25%) y Xantusiidae (80.7%). Por otro lado, las familias de serpientes Natricidae y Dipsadidae presentan niveles de endemismo en México de 66.6% y 62.5% respectivamente.

Se estima que el total de especies de reptiles de México endémicos ronda las 493 especies, es decir, alrededor del 57% del total de especies son exclusivas de esta región. Entre los reptiles exclusivos de México se encuentran la chacahuala de la isla Monserrat (S. slevini), el lagarto escorpión (Ctenosaura alfredschmidti), la falsa coral de Ruthven (Lampropeltis ruthveni), la suelera cola plana (Sonora aemula), la tortuga de pantano de Herrara (Kinosternon herrerai) entre muchas otras.

Referencias

  1. Flores-Villela, O., & García-Vázquez, U. O. (2014).
  2. Grismer, L. L. (2002). 5.
  3. IUCN 2021.
  4. Köhler, G. (2003).