Reptiles en peligro de extinción, conoce las causas o amenazas

Reptiles en peligro de extinción
Reptiles en peligro de extinción
US Fish and Wildlife Service/CC BY 2.0

Introducción a reptiles en peligro de extinción

Los reptiles son un grupo amplio dentro del grupo de animales cordados y abarcan cocodrilos, lagartos, tuátaras, serpientes, tortugas de agua dulce y tortugas de mar, en general, existen en la actualidad 10233 especies vivientes, de las cuales aproximadamente el 19% se encuentran amenazadas de extinción en todo el mundo, según reportes establecidos por la ZSL (Sociedad Zoológica de Londres) y el IUCN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza). Para llamar a una especie amenazada debe estar incluida en una de las siguientes categorías de clasificación: “vulnerable” (VU), “En Peligro” (EN) o “En peligro Crítico” (CR). Existen lugares del planeta más afectados que otros, como por ejemplo, Australia, donde la reciente lista roja del IUCN reporta 975 especies de reptiles en peligro de extinción, cifra verdaderamente alarmante y que afecta la biodiversidad de ese espacio geográfico.

Principales amenazas de los reptiles

Las causas por las que todas estas especies de reptiles se encuentran en riesgo de extinción del planeta son variadas, y la mayoría involucran al hombre como principal responsable. Las amenazas que presentan los reptiles en peligro de extinción y que ponen en riesgo su supervivencia se describen brevemente y son las siguientes:

Contaminación

Los reptiles, al igual que todos los animales del planeta se ven afectados por la contaminación causada por el hombre en las labores industriales, agrícolas y pecuarias. Las especies marinas pueden verse altamente afectadas con la contaminación acuática, se ha reportado que los ejemplares pueden consumir desechos por equivocación, ahogarse con ellos y también lastimarse, por lo que su aminoración es un claro ejemplo de reptiles en peligro de extinción.

Agricultura y acuicultura

La expansión de las actividades antropogénicas como la agricultura y la acuicultura genera una alteración de algunos hábitats naturales de las especies de reptiles y de otros organismos que les sirven de sustento a ellos, disminuyendo los sitios adecuados donde pueden desarrollarse y las fuentes de alimentación.

Deforestación y minería

La tala, quema de la vegetación y las minas ocasionan una perturbación de los hogares de estos animales, ya que se destruyen sitios de nidada y se altera la composición florística de sus hábitats, por lo que la presencia de reptiles en peligro de extinción está muy marcada.

Urbanismo

El desarrollo del comercio y los asentamientos residenciales eliminan los ambientes naturales, lo que limita los sitios de estancia de los reptiles y por lo tanto, interviene en su supervivencia.

Caza y pesca

Muchos son sometidos a una intensa cacería y pesca para el uso de su piel, o de sus caparazones (en el caso de las tortugas) o para consumo de su carne y de sus huevos, lo que genera una disminución de las poblaciones que se transforma a largo plazo en la presencia de algunos grupos de reptiles en peligro de extinción. Además algunas especies también pueden ser utilizadas como mascotas, lo que aumenta su captura.

Cambio climático

Por las características de regulación externa de la temperatura de los reptiles, las variaciones ambientales bruscas de sus hábitats pueden ocasionar consecuencias trágicas para la vida. La temperatura, también es un factor clave, ya que es muy importantes para la reproducción y la determinación del sexo de la progenie, lo que implica que alteraciones en sus rangos puedan por lo tanto afectar las proporciones de sexo de las poblaciones y a largo plazo la supervivencia de las especies.

Especies invasoras

La introducción de especies de animales en lugares que no son habitados normalmente por ellas, genera un desequilibrio ecológico que afecta a las especies nativas, lo que ocasiona una presión sobre la población disminuyendo su densidad e incrementándose el número de reptiles en peligro de extinción.

Muertes accidentales e incidentales

Algunas especies también son sometidas a constantes muertes por el hombre por considerarse peligrosas y venenosas, además de que varios ejemplares son atropellados por vehículos de manera accidental en carreteras, su disminución también provoca la existencia de reptiles en peligro de extinción.

Ejemplos de reptiles en peligro de extinción

A continuación se presentan algunas especies de reptiles en peligro de extinción, por supuesto el número es elevado, pero es interesante conocer sus amenazas.

Tortuga laúd o cardón (Dermochelys coriacea): es la tortuga más grande del mundo, habita aguas tropicales y templadas, se encuentra dentro de la categoría “vulnerable” según la lista roja del IUCN del año 2013. Las principales amenazas que presenta la tortuga cardón son la pesca, tanto incidental como intencional, la contaminación acuática y el cambio climático. Los humanos las utilizan para consumo de su carne o de sus huevos, y para la elaboración de algunos productos comerciales.

Serpiente de tierra de Phipson (Uropeltis phipsonii): serpiente de la familia Urolpetidae que está catalogada como “vulnerable” según la lista roja del IUCN del año 2010, debido a la agricultura y al urbanismo, con la expansión residencial humana y de las áreas turísticas que ocasionan una pérdida de su hábitat natural.

Garial (Gavialis gangeticus): el gavial de la India pertenece al orden Crocodilia, es la única especie de la familia Gavialidae y se encuentra en peligro de extinción al estar clasificado como “en peligro crítico” por el IUCN (año 2007), debido mayormente a la devastación del hábitat producto de las actividades antropogénicas (agricultura, acuicultura, minería, entre otras).

Lagarto Bartle Frere (Techmarscincus jigurru): lagarto endémico de Australia calificado como “vulnerable” por la lista del 2018 del IUCN, gracias al cambio climático que se ha presentado en los últimos años en la región, ocasionando que el hábitat de este reptil se vuelva más seco.

Lagarto selvático (Contomastix vittata): lagarto perteneciente a la familia Teiidae y categorizado como “vulnerable” por el IUCN (2017), la causa es principalmente la pérdida del hábitat por actividades humanas.

Autores consultados

– Choudhury, B.; Singh, L.; Rao, R.; Basu, D.; Sharma, R.; Hussain, S.; Andrews, H.; Whitaker, N.; Whitaker, R.; Lenin, J.; Maskey, T.; Cadi, A.; Rashid, S.; Choudhury, A.; Dahal, B.; Win Ko Ko, U.; Thorbjarnarson, J.; Ross, J. (2007).

– Hoskin, C.; Shea, G. (2018).

– Instituto Humbolt. (2017).

– Magiera, E. (2015).

– Rojas-Suarez, F.; Rodriguez, L. (2013).

– Srinivasulu, B.; Srinivasulu, C.; Giri, V.; Thakur, S. (2013).

– Troncoso, J. (2010).

– Wallace, B.; Tiwari, M.; Girondot, M. (2013).