Dragón de Komodo, Varanus komodoensis, el más grande de los lagartos

Dragón de Komodo, Varanus komodoensis
Dragón de Komodo, Varanus komodoensis

Seguramente habrás oído hablar del dragón de Komodo, un reptil caracterizado por su gran tamaño. Hemos recopilado datos para que aprendas más sobre este impresionante lagarto.

Este reptil pertenece a la familia Varanidae, su nombre científico es Varanus komodoensis, de ahí que también se lo denomine lagarto varano. Fue nombrado por Ouwens en 1912.

Cómo es el dragón de Komodo

Es considerado como el lagarto más grande del mundo. Su cuerpo es alargado y rechoncho, cubierto de escamas, con patas vigorosas y cabeza fuerte, el hocico redondeado. Presenta una coloración grisácea, aunque los individuos jóvenes son más coloreados. La lengua es bífida y alargada. Cola también larga y musculosa, adaptada para el combate y la caza, ya que suelen utilizarla para proporcionar consistentes latigazos.

Estos reptiles pueden medir hasta 3 metros de longitud y adquirir un peso de más de 150 kg.

Dónde vive, su hábitat natural

El dragón de Komodo es natural de Indonesia, donde se distribuye en algunas islas del país (islas menores de la Sonda).

Prefiere la sabana y zonas abiertas con arbolado, aunque también se han descrito en otros hábitats. Los individuos juveniles llevan una vida arbórea hasta que cumplen casi el año de vida.

Comportamiento de Varanus komodoensis

Varanus komodoensis es un animal diurno que vive en grupos con ejemplares dominantes, estos son los más grandes y fuertes, los cuales tienen el estatus de ser los primeros en alimentarse. Es un lagarto sedentario.

Qué come el dragón de Komodo

Dado su consistente fuerza y tamaño consume mamíferos de considerable tamaño como ciervos, cerdos salvajes y otros artiodáctilos, por otro lado se ha citado como fuentes de alimentos también la carroña, las aves y reptiles. Caza a sus presas a través de toxinas que secreta con la saliva gracias a sus glándulas salivales, una vez adormecidas procede a matarlas e ingerirlas.

Reproducción de Varanus komodoensis

La etapa reproductiva tiene lugar entre el mes de julio y agosto. Pueden aparearse por lo general una vez al año. El apareamiento se produce mediante comportamientos de cortejo. Los machos rivales luchan para que el vencedor tenga acceso a las hembras.

Son varanos ovíparos, con una puesta que puede llegar hasta 25-30 huevos. Estos se encuentran enterrados en la tierra, mediante oquedades elaboradas por la hembra, la cual también se encarga de vigilarlos hasta su eclosión. Tardan en eclosionar bastante tiempo, unos 8 meses. La madurez sexual se ha citado como tardía, entre 9 a 10 años, más pronto en individuos hembras.

Conservación

Actualmente el dragón de Komodo está catalogado como vulnerable, ya que los individuos adultos están desapareciendo gradualmente, además, la mala calidad de su hábitat es un factor muy negativo para esta especie. Por esta razón está incluido en CITES y también en la IUCN.