Eslizón ibérico (Chalcides bedriagai), un pequeño y hábil reptil ibérico

Eslizón ibérico, Chalcides bedriagai
Gailhampshire (flickr.com)/CC BY 2.0
Eslizón ibérico, Chalcides bedriagai

El eslizón ibérico o Chalcides bedriagai es un pequeño reptil de cuerpo robusto, generalmente de color marrón y cubierto de escamas lisas. A simple vista, apenas se le pueden diferenciar sus pequeñas patas, que contrastan mucho con su cuerpo en general.

Es endémico de la península ibérica con mayor presencia en el territorio español. Una habilidad característica de esta especie es su capacidad termorreguladora para emular la temperatura de las rocas de su hábitat. Es una ventaja que ha desarrollado durante su evolución y que le ha permitido exponerse menos en la superficie, sobreviviendo más exitosamente a los ataques de sus depredadores.

Características del eslizón ibérico

Los individuos de esta especie son pequeños. La longitud total ronda entre 170 y 180 mm, mientras que entre su cuerpo y cabeza los machos miden 87 mm y las hembras 97 mm, aproximadamente. Esta notable diferencia de tallas marca el dimorfismo sexual en la especie. Su masa corporal varía entre 3,5 y 9, 5 gramos de peso.

El eslizón ibérico es de cabeza triangular y con el hocico chato. Ojos y oídos visibles. El cuerpo es cilíndrico, grueso, destacando su cola alargada. Se encuentra cubierto por escamas lisas y brillantes, de una coloración olivácea o marrón claro en el dorso y una franja vertebral de tonalidad más oscura que el resto. Lateralmente presenta bandas de un color marrón oscuro separadas de la franja vertebral. Sus extremidades son pentadáctilas, y contrastantemente pequeñas con respecto al tamaño del cuerpo. La zona ventral es clara, entre blanca y amarillenta con algunos visos azulados.

Distribución geográfica

Distribución del eslizón ibérico
Distribución del eslizón ibérico

Chalcides bedriagai es nativo de la península ibérica con extensión en casi todo su territorio a excepción de toda la franja norte, desde la cordillera Cantábrica hasta el País Vasco. También se encuentran poblaciones en algunas regiones del territorio portugués.

Hábitat de Chalcides bedriagai

El hábitat del Eslizón ibérico está compuesto por suelos de granulometría variable o heterogénea, mayormente arenosos, con presencia de vegetación media y rocas.

Las zonas boscosas son importantes para estos ejemplares debido a la presencia de hojarascas, donde suele ocultarse de los depredadores. La habilidad termorreguladora del Chalcides bedriagai tiene mucho que ver con el tipo de suelos de su hábitat, siendo vital la presencia de rocas para absorber su calor a través de su zona ventral.

Otro de los hábitats conocidos para estos reptiles son las zonas costeras del Mediterráneo, con escasa o ningún tipo de cobertura vegetal.

Alimentación

Estos ejemplares son eurífagos, por lo que su dieta está compuesta de casi todo cuanto puedan comer. Su ecología trófica se caracteriza por la conducta depredadora y oportunista que, sumado a sus hábitos crepusculares, lo hacen muy eficiente a la hora de alimentarse.

La dieta está compuesta básicamente por insectos, pequeños invertebrados desde su edad larvaria hasta los adultos, coleópteros, himenópteros, isópodos, entre otros. Los arácnidos también conforman parte importante en la dieta de este pequeño reptil.

Reproducción del eslizón ibérico

Su periodo reproductivo comienza en el mes de marzo en las poblaciones que se encuentran en la mitad sur de la península ibérica, mientras que en la mitad norte, los apareamientos se dan lugar entre los meses de abril y junio. En algunas ocasiones, hasta la primera semana de agosto según el rango geográfico.

El periodo de gestación es de aproximadamente 70 días. Son ovovivíparos, con un promedio de 1 a 6 crías por parto, uno solo en el año. Este número de huevos tiende a incrementarse con el crecimiento de la hembra reproductora.

AL nacer, las crías miden entre 25 y 37 mm entre la cabeza y el cuerpo. Los individuos alcanzan la madurez sexual entre los 3 y 4 años. También se puede establecer como signo de madurez sexual su longitud cabeza-cuerpo, siempre que esta sea mayor a 55 o 60 mm de largo.

Observaciones

El eslizón ibérico es evaluado como casi amenazado por parte de la UICN, en la libro rojo de España se considera casi amenazado, aunque en áreas insulares, cambia el rango, así tenemos que se categoriza como en peligro, por ejemplo en islas del Mar Menor, en otras como es el caso de islas Cíes tiene la categoría de “en peligro”.

En lo que respecta a su taxonomía, se clasifica en la familia Scincidae, reconociéndose tres subespecies:

  • Chalcides bedriagai bedriagai
  • Chalcides bedriagai cobosi
  • Chalcides bedriagai pistaciae