Lagartija verdosa, Podarcis virescens, un reptil de la península ibérica

Lagartija verdosa, Podarcis virescens
Duarte Frade/CC BY 4.0

La lagartija verdosa es un reptil endémico de la península ibérica. Esta huidiza lagartija es muy adaptable y se puede encontrar en lugares muy diversos, inclusive en los ambientes más humanizados. Su nombre científico es Podarcis virescens.

Características de Podarcis virescens

Tienen la cabeza un poco aplanada. Los machos presentan un cuerpo más robusto que las hembras pero ligeramente más corto, pueden medir 40 a 62 mm de longitud mientras que ellas de 41 a 63 mm.

Los machos se distinguen de las hembras porque tienen la cabeza más ancha y las extremidades más desarrolladas, además el número de escamas de estos es de 62,3 mientras que en las hembras es de 59,7. Las líneas laterales del dorso pueden variar mucho en los machos; pueden ser un poco más pálidas que el color de fondo o casi blancas, también en su forma se presentan continuas o fragmentadas, el color también varía según la época del año.

En época de reproducción el Podarcis virescens macho muestra un color verde intenso en el dorso, junto con las líneas laterales marrones, el vientre puede ser amarillo fuerte o anaranjado. Presenta manchas negras esparcidas a los lados del vientre y en la garganta.

La hembra tiene colores menos llamativos que el macho. Es marrón, frecuentemente con un par de rayas laterales irregulares y el vientre amarillento, al igual que el macho puede presentar manchas negras alrededor del vientre y debajo de la garganta.

Al igual que las demás lagartijas, la lagartija verdosa tiene la capacidad de regenerar la cola, que suele desprender cuando huye de sus enemigos.

¿Dónde vive la lagartija verdosa?

Distribución de Podarcis virescens

La lagartija verdosa es endémica de la península ibérica. En Portugal se encuentra en el centro y el sur. En España se distribuye por Extremadura y Castilla-La Mancha, Albacete, Cuenca, Guadalajara, y Madrid, entre otras.

Este reptil se puede ver en gran cantidad de ambientes, en cultivos, llanuras, zonas de poca cobertura vegetal, mesetas, en construcciones hechas por el hombre, etc. Está presente también en sistemas montañosos (Sierra Morena, Villuercas, Sierra de Cazorla y Montes de Toledo). Se encuentran en árboles, rocas, edificios, etc., hasta los 1.500 metros sobre el nivel del mar. Sus sitios preferidos son las grietas en los sitios abandonados, paredes, ruinas, construcciones antiguas e incluso en lugares urbanizados.

La alimentación de la lagartija verdosa

Se alimenta de insectos, arañas, larvas (coleópteros, formícidos, lepidópteros, dípteros, himenópteros, ortóptero, isópodos), miriápodos y pequeños invertebrados.

Reproducción

La lagartija verdosa comienza a reproducirse en los meses de marzo y abril. Durante esta época el macho muestra un color verde intenso en su parte dorsal y acontecen regularmente los típicos combates y rivalidades por ganarse a la hembra. Las puestas tienen lugar entre mayo y junio. En los meses de agosto y septiembre nacen las crías.

Costumbres y sistema de defensa de la lagartija verdosa

Estas lagartijas están presentes durante todo el año, pero en invierno tienen menos actividad. Pueden alcanzar tres años de vida. Es una gran trepadora. El Podarcis virescens suele enfrentarse a otros machos y tomar posturas agresivas, arquear la cola puede ser un símbolo de inminente combate.

Al igual que otros reptiles, la lagartija verdosa necesita regular su temperatura corporal a través de agentes externos, por lo que se desplaza a zonas de sol y sombra a diferentes horas para mantener el equilibrio. En invierno suelen salir y exponerse con regularidad sobre las rocas para recibir la luz del sol.

Como sistema de defensa estos reptiles suelen desprender la cola (al igual que la mayoría de las lagartijas) cuando se sienten amenazados. Es una forma de distraer al enemigo mientras escapa pues la cola se sigue moviendo por sí sola incesantemente. Posteriormente se vuelve a regenerar.

Bibliografía

– Carretero, M., Salvador, A. (2016). Lagartija verdosa – Podarcis virescens Geniez, Sá-Sousa, Guillaume, Cluchier y Crochet, 2014. : Enciclopedia Virtual de los Vertebrados Españoles.

– GARRANDES , K. (2016). Lagartijas ibéricas. Esas pequeñas desconocidas. Volumen 1. Acanthodactylus, Algyroides y Podarcis. Herpetología para todos.