Estás aquí: Inicio » Lacertilios, tipos de lagartos » Lagarto verdinegro, Lacerta schreiberi, información de la especie

Lagarto verdinegro, Lacerta schreiberi, información de la especie

Lagarto verdinegro, Lacerta schreiberi
Rubén Díaz Caviedes/CC BY-SA 2.0

El Lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi) es una especie de reptil del orden Squamata, integrado a su vez en la familia Lacertidae. Esta especie de lagarto es muy vistosa y se encuentra catalogada como “casi en peligro”, debido a la disminución que están presentando varias de sus poblaciones como consecuencia de la alteración de sus hábitats por la deforestación, los incendios y la alteración de las riberas de los ríos que son los hábitats más utilizados por esta especie de reptil.

Estos lagartos son de actividad principalmente diurna. Durante el verano suelen ocultarse, cuando la temperatura alcanza su máximo durante el día. Suelen ser observados sobre rocas o troncos tomando sol y exhibiéndose durante la temporada de apareamiento. Los machos son animales muy competitivos y generalmente defienden enérgicamente su territorio ante la presencia de otros machos.

El lagarto verdinegro puede trepar sobre la vegetación y ubicarse entre 10 y 80 cm de altura en la búsqueda de alimento o para regular su temperatura durante las primeras horas de la mañana. Este comportamiento suele ser común en ejemplares juveniles y subadultos, mientras que los ejemplares desarrollados se desenvuelven la mayor parte del tiempo en el suelo. La abundancia de estos lagartos suele ser mayor donde las condiciones de humedad y cobertura vegetal son óptimas para la especie, siendo menos abundantes en aquellas zonas más expuestas al sol.

Características del lagarto verdinegro

Una de las principales características de la especie Lacerta schreiberi, es su coloración llamativa en los ejemplares machos. Estos suelen presentar una coloración azul en la cabeza, la cual se acentúa durante la época de reproducción. La coloración dorsal del cuerpo es verdosa con un patrón de manchas negras pequeñas, distribuidas irregularmente en todo el cuerpo. El vientre y el pecho de estos lagartos suele ser amarillo mientras que la cola y las patas, suelen ser de color pardo con puntuaciones negras dispersas. La garganta y escamas mentales tienden a tener un color azul brillante intenso. Algunas hembras de gran talla también pueden tener una coloración azul pálido en la cabeza.

La longitud de estos animales desde la punta del hocico hasta la abertura cloacal, ronda los 13 centímetros, mientras que la cola puede ser casi el doble de larga, siendo la longitud total de casi 40 cm en los ejemplares de mayor tamaño. Esta especie presenta dimorfismo sexual; las hembras son de menor tamaño que los machos y además son menos coloridas que estos últimos, pues poseen una coloración marrón o ligeramente verdosa con manchas negras grandes y dispersas en todo el cuerpo. Los ejemplares juveniles tienen una coloración parda generalizada, sin embargo, en algunos casos suelen tener un color verdoso, ya que tienden a permanecer ocultos en pastizales. Por otro lado, los ejemplares hembra suelen tener la cola más larga y mayor peso.

La coloración más intensa de los machos de Lacerta schreiberi, es un rasgo fijado por selección sexual para la competencia entre ejemplares masculinos y la selección de las hembras en la temporada reproductiva. Dicha coloración es indicativa de la salud y características genéticas del macho.

Hábitat de Lacerta schreiberi

El lagarto verdinegro puede ocupar una gran variedad de hábitats, sin embargo, estos reptiles siempre se encuentran asociados a zonas en las cuales la precipitación supera un mínimo de 600 mm al año; en algunas zonas montañosas solo están presentes donde existen precipitaciones por encima de los 800 mm. El Lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi) es una especie común en matorrales, zonas de transición entre bosques y áreas abiertas, bosques abiertos caducifolios, bosques de pino o bosques mixtos. Además de esto, suele aprovechar frecuentemente las riberas de los ríos, arroyos y otras fuentes de agua.

La especie Lacerta schreiberi, puede ocupar espacios intervenidos como pastizales y zonas cuya cobertura vegetal se corresponda con malezas. Estos lagartos pueden vivir en simpatría con otras especies de lagartos con los cuales compiten por alimento, sin embargo, existe una clara segregación de nicho a nivel espacial debido a que Lacerta schreiberi prefiere los hábitats con mayor humedad, a diferencia de otras especies como las del género Podarcis, que prefieren ambientes más secos.

Por otro lado, el lagarto verdinegro tiende a ocupar diferentes zonas a lo largo de su desarrollo. Los individuos juveniles, por ejemplo, están más asociados a pastizales y zonas abiertas, de esta manera se exponen menos a los depredadores y huyen de manera más efectiva, por otro lado, al ser menos exigentes en cuanto a la búsqueda de alimentos, son menos activos debido a que la energía se utiliza directamente en el crecimiento. Los individuos adultos, en contraste, son más activos y pueden emplear hábitats más abiertos y expuestos como los matorrales, en los que invierten más tiempo buscando presas de mayor tamaño y en las actividades de reproducción y cortejo.

Distribución de Lacerta schreiberi

Paradais Sphynx/CC BY 2.0

El lagarto verdinegro posee varias poblaciones a lo largo de la península ibérica que incluyen por lo menos dos linajes genéticos. Esta especie endémica se encuentra restringida en los sistemas montañosos al noreste y centro de España. Además, su distribución se extiende al norte y oeste de Portugal, donde domina un clima caracterizado por poseer inviernos lluviosos y veranos suaves, existiendo varias poblaciones costeras aisladas al sur de España y Portugal, con un clima mediterráneo.

Esta especie se puede encontrar desde el nivel del mar hasta los 2100 metros de elevación aproximadamente, en el sistema montañoso central de España y en la cordillera Cantábrica, donde los registros alcanzan comúnmente hasta los 1500 metros de elevación. El lagarto verdinegro en la actualidad, suele ser más común en las regiones montañosas que poseen un menor grado de intervención. La existencia de poblaciones aisladas indica que (en el pasado) el clima más frío y templado favoreció la presencia del lagarto verdinegro en prácticamente toda la península ibérica.

Alimentación de Lacerta schreiberi

El lagarto verdinegro se alimenta principalmente de invertebrados artrópodos. La dieta de esta especie (Lacerta schreiberi) suele variar con la edad y consecuentemente por el tamaño. Inicialmente, los individuos juveniles suelen elegir presas blandas entre los que se incluyen una gran variedad de arácnidos como arañas y ácaros, que además suelen ser los invertebrados con más abundancia. Ya en el período adulto, se inclinan por el consumo de coleópteros que abarcan hasta el 50% de su dieta, siguiendo en importancia los grillos y saltamontes, los cuales proporcionan más energía para cubrir los mayores requerimientos energéticos de los adultos.

Estos reptiles al ser de hábitos terrestres, se concentran más en insectos o arácnidos que pueden encontrar en la superficie del suelo. Debido a esto, no suelen consumir insectos voladores, incluso son capaces de discriminar aquellos artrópodos de pequeño tamaño que habitan en el suelo y suponen un recurso bajo en energía; de esta manera maximizan el valor alimentario de la ingestión por unidad de esfuerzo.

Los individuos subadultos tienen una dieta más generalista, pues consumen tanto arácnidos como coleópteros, lo cual probablemente se asocie al estado de desarrollo de los mismos. Otras presas comunes en la dieta de estos lagartos son los dípteros y las hormigas.

Por otro lado, debido a que ocupan microhábitats cercanos a fuentes de agua, no es extraño observar en el contenido de su dieta larvas de insectos acuáticos de diversos órdenes como Odonata, Plecoptera y Trichoptera.

También se han observado patrones de variación estacional en la dieta, siendo común el consumo de coleópteros durante la estación primaveral y más común el consumo de ortópteros durante el verano, épocas en los que estos grupos de insectos son más abundantes. En muy raras ocasiones pueden consumir partes vegetales y frutos como complemento de su dieta ante la escasa disponibilidad de sus presas favoritas.

Reproducción del lagarto verdinegro

El lagarto verdinegro es una especie ovípara. En promedio, las hembras pueden colocar entre 11 y 18 huevos durante la época reproductiva. El apareamiento del lagarto verdinegro puede variar temporalmente según las condiciones ambientales, sin embargo, el pico reproductivo se concentra entre abril y mayo.

Los machos inician con el periodo de cortejo, exhibiendo la coloración azul intenso de su garganta y cabeza. Estos suelen perseguir a las hembras para aparearse, además las escoltan para evitar la competencia con otros machos. No obstante, las hembras suelen aparearse con dos o tres machos durante el período de receptividad. Los huevos son colocados en unas dos semanas tras de una rápida cópula. Generalmente los colocan en galerías bajo tierra que fabrican excavando con sus patas o debajo de grandes rocas.

Varias hembras pueden colocar sus huevos en sitios con condiciones favorables para la incubación de los mismos. Además, pueden existir puestas comunales de varias especies de lagartos. Los huevos son relativamente grandes, midiendo entre 1,3 y 1,7 centímetros. Las hembras de mayor tamaño colocan una mayor cantidad de huevos; transcurrido dos meses aproximadamente, los huevos eclosionan entre julio y agosto e incluso en septiembre en algunas áreas de su distribución.

Los machos dominantes con coloración más intensa suelen aparearse con un mayor número de hembras que los machos subordinados. Sin embargo, las hembras pueden escoger machos sin aparente dominancia, lo cual puede deberse a que existen otras características que son seleccionadas por las hembras en la escogencia de parejas.

Comportamiento

El lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi) tiene un complejo sistema de comunicación a través de los patrones de coloración de su piel y la tonalidad de la misma. Los machos, con buena salud y alto grado de dominancia, tienden a poseer un color azul intenso en la garganta y una coloración del dorso más oscura y verdosa que los machos subordinados o enfermos. De igual manera, aquellos machos que se encuentran cuidando a una o varias hembras muestran coloraciones más intensas que aquellos que no han logrado encontrar pareja. Estas variaciones en la coloración funcionan como mensajes, bien sea para los machos competidores o para las hembras que buscan aparearse.

Los machos suelen establecer combates cuando los rasgos de exhibición de la coloración de la garganta y tamaño corporal no funcionan para disuadir la competencia por las hembras. Aquellos machos con cabezas de mayor tamaño son capaces de proporcionar mordidas más fuertes, siendo el ancho de la cabeza otra característica que las hembras evalúan a la hora de escoger pareja, y que evalúan los machos competidores para establecer o no un combate.

Taxonomía

Taxonomía, clasificación científica del lagarto verdinegro, Lacerta schreiberi

Paradais Sphynx/CC BY 2.0

Ficha técnica

Ficha técnica del lagarto verdinegro, Lacerta schreiberi
Paradais Sphynx/CC BY 2.0

Bibliografía

  • 1. Brito, J. C., Godinho, R., Luı́s, C., Paulo, O. S., & Crespo, E. G. (1999).
  • 2. Marco, A. (2017).
  • 3. Martín, J., & López, P. (2009).
  • 4. Salvador, A. (1988).
  • 5. Salvador, A., & Domínguez, J. F. (1990).