Culebra de Esculapio, Zamenis longissimus

Culebra de Esculapio, Zamenis longissimus
Culebra de Esculapio, Zamenis longissimus
Mircea Nita/CC BY 2.0

Características de la culebra de Esculapio

La culebra de Esculapio, con nombre científico Zamenis longissimus, es una especie de ofidio de gran tamaño que puede alcanzar los dos metros de longitud, si bien lo habitual es que sea de 100 a 140 centímetros.

La cabeza de Zamenis longissimus es alargada, pero termina en un morro romo, donde se encuentran ojos laterales que no desentonan en tamaño dentro de la cabeza. También es frecuente encontrar una franjas más oscuras en la zona orbital.


El cuerpo, de aspecto escamoso, exhibe en su dorso un patrón muy uniforme de apariencia marrón o verde oliva, con pequeñas escamas que muestran un final claro.

La región ventral de la culebra de Esculapio suele ser de tono amarillento y puede alcanzar ambos lados del cuello, en la misma presenta más de 200 escamas. Las del dorso ascienden a unas 23. El dimorfismo sexual se aprecia en que los machos son más grandes que las hembras.

Se han descrito casos de melanismo e incluso albinismo en determinadas áreas geográficas.

Actividad y comportamiento

La culebra de Esculapio es de hábitos diurno, aunque durante el periodo estival es posible verla con actividad crepuscular.

Se suelen localizar en el suelo, no obstante, no presentan grandes dificultades para trepar a árboles y matorrales.

Su actitud ante las amenazas es la de huir, aunque puede volverse agresiva si se ve acorralada, pudiendo llegar a morder, pero la mordedura de la culebra de Esculapio no es venenosa.

El periodo de hibernación, que pueden hacer en conjunto con otros ofidios de la misma o distinta especie, sucede durante los meses de otoño e invierno.

Hábitat natural de Zamenis longissimus

Zamenis longissimus es un ofidio que gusta de vivir en zonas con elevada humedad, localizándose principalmente en zonas de vegetación baja o lugares boscosos, con presencia de áreas soleadas. Es una serpiente con gran adaptación a diferentes hábitats.

Por lo general, es posible localizar a la culebra de Esculapio entre los 50 y los 1.200 metros de altura, aunque lo mas frecuente es encontrarla entre los 400 y los 700 metros de altitud.

¿De qué se alimenta la culebra de Esculapio?

Al igual que otros miembros del género, este ofidio presenta una alimentación carnívora, en la que destacan principalmente pequeños roedores. También se ha descrito a la culebra de Esculapio alimentándose de aves.

Como curiosidad, igualmente ingiere huevos de ave, pero al contrario que otros ofidios, tras extraer su contenido, expulsan la cáscara por la cloaca en lugar de por la boca.

Reproducción de Zamenis longissimus

La reproducción de la culebra de Esculapio es ovípara. La cópula se realiza en los últimos meses de primavera.

Las hembras realizan la puesta durante los meses de verano, depositando entre dos y dieciocho huevos.

Tras la puesta, los huevos eclosionan a los 30 días, normalmente en el mes de septiembre, los nuevos ejemplares adquieren al nacer una longitud de unos 28 centímetros de media.

Las crías tienen una tonalidad grisácea, donde contrastan las tonalidades adicionales, que en los adultos suelen estar más difuminados.


Depredadores, amenazas y protección. Distribución

Distribución de la culebra de Esculapio, Zamenis longissimus
Distribución de la culebra de Esculapio

La culebra de Esculapio cuenta con diversos depredadores naturales, siendo los principales las aves rapaces como águilas y halcones. Dentro de los depredadores terrestres destacan los felinos.

Por su parte se enfrenta a numerosas amenazas por parte del ser humano, como es su captura para darles muerte, la deforestación o la modificación de sus hábitats naturales. También, la puesta de huevos en pastizales, hace que el trabajo agrícola pueda provocar la destrucción de estos de manera accidental.

Pese a sus depredadores y amenazas, Zamenis longissimus está catalogada bajo preocupación menor tanto en la lista roja de la IUCN como en la de España. Si bien se desconocerse la evolución de las poblaciones, se considera que está muy extendida y con gran presencia allí donde se encuentre.

La culebra de Esculapio, Zamenis longissimus, se distribuye en los países del centro europeo, pudiendo llegar a territorios norteños más meridionales de Europa. También está presente en países del occidente asiático.

Nombres en otros idiomas

En francés e inglés recibe la traducción literal del nombre dado en español, siendo en francés conocida como Couleuvre d’Esculape y en inglés como Aesculapean Snake. También en inglés es citada como Aesculaean ratsnake, que podría traducirse como serpiente ratonera de Esculapio.

Clasificación o taxonomía

Dominio: Eucariontes, organismos con células eucariotas.

Reino: Animalia, animales, metazoos, organismo pluricelulares, heterótrofos y con presencia de tejidos.

Filo: Cordados, presencia de notocordio.

Subfilo:  Gnatostomados, vertebrados con mandíbulas

Superclase: Tetrapoda.

Clase: Reptilia, reptiles, saurópsidos

Orden: Squamata, escamosos

Familia: Colubridae, culebras

Género: Zamenis

Especie: Zamenis longissimus. Laurenti, 1768.

Sinónimos:

Coluber aesculapi
Coluber aesculapii
Coluber esculapii
Coluber longissimus
Elaphe longissima
Elaphis aesculapii
Natrix longissima
Zamenis longissima

Referencias

– ITIS (Visitado octubre 2018)
– IUCN (2016)
– ReptileDB (2015)
– Naulleau (1984)
– Rollinat (1934)
– Krofel (2004)
– Arnold y Ovenden (2002)
– Albert Masó y Manuel Pijoan (2011)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *