Culebra nocturna, Hypsiglena torquata, un reptil de zonas áridas

Culebra nocturna, Hypsiglena torquata
ALAN SCHMIERER

La culebra nocturna es un reptil de la familia Dipsadidae. Su nombre científico es Hypsiglena torquata, se caracteriza por sus hábitos nocturnos y crepusculares y una singular forma de defenderse de sus depredadores simulando ser una víbora. Es una serpiente natural de las zonas áridas de América del Norte, generalmente de áreas despobladas. A pesar de ser venenosa no representa un peligro para los seres humanos.

Características de la culebra nocturna

Son reptiles pequeños que pueden llegar a medir 66 cm de largo. Tienen la cabeza plana de forma triangular. Sus ojos son color cobre y tienen una barra oscura detrás de ellos que contrasta con los colores del resto de la cabeza, posee pupilas verticales. Su cuerpo es liso y sus colores pueden variar: marrón claro, amarillento o gris, su vientre es claro. Presenta manchas marrones en el dorso y casi siempre tiene tres grandes manchas negras en la zona del cuello. La zona labial es color crema y posee unos colmillos traseros levemente venenosos. Su tonalidad puede cambiar según el ángulo de la iluminación.

Las hembras llegan a ser tres veces más largas que los machos, es la única diferencia perceptible entre ambos sexos. El veneno de la culebra nocturna es efectivo en las presas pequeñas que caza y de las que se alimenta, en los seres humanos no es peligroso, solo causa dolor y puede ocasionar hemorragias.

¿Dónde vive la Hypsiglena torquata?

La culebra nocturna vive en Estados Unidos, en las áreas calientes de la zona occidental (Baja California, Arizona, Nevada, Utah, Oeste de Colorado, Oregón…), en Canadá (provincia Colombia Británica) y en el estado de Guerrero del sur de México (zonas de Aguascalientes, Morelos, Jalisco, Oeste de Puebla…). A pesar de tener un área bastante extensa de distribución se consideran raras en muchos de estos lugares.

Sus hábitats son diversos, pero prefieren zonas áridas o semiáridas deshabitadas por los humanos. Le gusta vivir en acantilados o cañones rocosos, pastizales, llanuras con matorrales, sabanas y en raras ocasiones en sitios húmedos como prados de montañas. Se esconden debajo de rocas, en grietas y escombros. Se pueden ver desde el nivel del mar hasta los 2600 metros de altitud.

¿Qué come?

Hypsiglena torquata come presas pequeñas que doblegan con un suave veneno, el cual está presente en sus colmillos. Es durante la noche cuando salen a cazar. Se alimentan principalmente de escorpiones (accede a este contenido), sapos, insectos, lagartos, huevos de lagartos y otras serpientes pequeñas. Ocasionalmente pueden comer carroña o animales que pasan cerca de su guarida durante el día.

Reproducción de Hypsiglena torquata

La época de reproducción de Hypsiglena torquata es desde la primavera hasta el comienzo de otoño. Los machos alcanzan su madurez sexual antes que las hembras, aunque esto puede variar dependiendo de la zona.

Las hembras después de fertilizadas ponen de dos a seis huevos sobre el suelo arenoso o en grietas entre las rocas. A los 60 días (o menos, dependiendo de las condiciones ambientales) salen las crías totalmente desarrolladas e independientes de sus padres. Se cree que la hembra solo realiza una puesta por temporada de reproducción.

¿Cómo percibe el ambiente la culebra nocturna? ¿Cuáles son sus hábitos?

Estas serpientes son más activas en las horas crepusculares y durante la noche. En el día permanecen ocultas entre las grietas o debajo de las rocas. Son solitarias aunque pueden compartir el área con otras culebras nocturnas ya que no son territoriales.

Para orientarse en el entorno se guían principalmente por su sistema olfativo. Con su lengua detectan sustancias químicas con las que identifica las señales en el ambiente. Tiene receptores táctiles en su cuerpo y un sentido de la audición bien desarrollado, también se guían por las vibraciones que perciben a través del cuerpo.

Los depredadores naturales de la culebra nocturna son: mamíferos nocturnos, halcones de cola roja, búhos y otras serpientes. Cuando se siente amenazada hace vibrar la cola simulando ser una víbora. No se conocen datos exactos sobre su densidad poblacional, sin embargo, no se considera una especie en peligro de extinción.

Bibliografía

Nature Mapping Animal Facts, Serpiente De La Noche – Night Snake. Washington NatureMapping Program. http://naturemappingfoundation.org/natmap/facts/espanol/night_snake_es.html

Rodríguez, Javier. (Febrero de 1999). Ecología alimentaria de la serpiente nocturna del desierto, Hypsiglena torquata (Colubridae). American Society of Ichthyologists and Herpetologists. https://www.researchgate.net/publication/271792377_Feeding_Ecology_of_the_Desert_Nightsnake_Hypsiglena_torquata_Colubridae

(2001) COSEWIC Assessment and Status Report on the Night Snake Hypsiglena torquata in Canada. Cosewic Committee on the status of endangered wildlife in Canada. https://www.registrelep-sararegistry.gc.ca/virtual_sara/files/cosewic/sr_night_snake_0501_e.pdf