Indotyphlops braminus, conoce a la culebrilla de macetas

Distribución de Indotyphlops braminus, culebrilla de macetas
Distribución de Indotyphlops braminus

Indotyphlops braminus o culebrilla de macetas como también es conocida en España, es una serpiente de reducido tamaño, perteneciente a la familia Typhlopidae, cuyo origen tiene lugar entre el continente asiático y África.

Es uno de los ofidios más pequeños del mundo y uno de los más ampliamente distribuidos a nivel mundial debido a su gran capacidad de adaptación a nuevos entornos. Sus poblaciones, a nivel general, se consideran estables y no amenazadas. Es una especie de hábitos netamente diurnos con elevado pico de actividad cerca del mediodía.

Características físicas de Indotyphlops braminus

Este pequeño ofidio no supera los 17,5 centímetros de largo cuando está en la plenitud de su etapa adulta, con un diámetro máximo de 0,4 centímetros. Presenta un cuerpo cilíndrico, de un color pardo oscuro, sus extremos son muy similares a simple vista. En su cabeza tiene un par de pequeños ojos muy minúsculos que brindan una visión muy pobre o limitada; este par de ojos se consideran vestigiales. Las escamas de su cuerpo se encuentran dispuestas una al lado de la otra y son totalmente lisas, permitiendo un desplazamiento más eficiente bajo tierra.

Entre las placas cefálicas de la cabeza de Indotyphlops braminus, están dispuestas una serie de glándulas a las que se le atribuyen la capacidad de generar una sustancia lubricante, que tendría como función facilitar el desplazamiento de esta pequeña serpiente, y así evitar las laceraciones o abrasiones por fricción con la tierra. En el extremo de su corta cola está dispuesto un espolón.

Región geográfica

La culebrilla de macetas es posiblemente la serpiente con el área de distribución geográfica más ampliamente establecida, con presencia en casi todos los continentes, archipiélagos, zonas urbanas, sistemas de islas en el Atlántico, el Pacífico etc.

Esto es debido a que Indotyphlops braminus está estrechamente asociada a la actividad antrópica, como las migraciones humanas y, a su vez, a algunas actividades puntuales como la jardinería. Una forma muy efectiva de garantizar la sobrevivencia de su linaje en el planeta, incluso siendo muy pequeña.

Hábitat de la culebrilla de macetas

El hábitat de este ofidio de reducido tamaño está demarcado por sistemas de cavidades que ella construye bajo tierra, en casi todo tipo de suelo. Algunos estudios han determinado que puede hallarse con frecuencia a la culebrilla de macetas en suelos que han sido intervenidos activamente para la producción agrícola, con temperaturas relativamente elevadas. Se asocia a este reptil con el sustrato de los bosques húmedos tropicales, bosques secos y bosque siempre verde.

Es común encontrarlo en jardines, huertos, tierras para el cultivo de flores, incluso, dentro de viveros y cultivos de plantas destinadas al ornato.

Alimentación de la culebrilla de macetas

La culebrilla de macetas es netamente insectívora, su dieta está compuesta casi exclusivamente por huevos de termitas y hormigas, así como sus larvas, y pupas. También puede ingerir pequeños invertebrados mientras no sobrepasen la media estándar, para que pueda pasar por su aparato bucal o el diámetro de su cuerpo: 0,4 centímetros. Se prevé que sus presas, al igual que ella, sean de hábitos completamente fosoriales.

Reproducción de Indotyphlops braminus

Se tienen pocos datos con respecto a la reproducción de la culebrilla de macetas, conociéndose detalles muy puntuales como que es una especie partenogenética, siendo uno de los dos únicos casos conocidos de ofidios con esta peculiaridad reproductiva. Esto quiere decir que la hembra está en la capacidad de reproducirse sin la intervención de gametos masculinos.

Las puestas de huevos pueden darse en cualquier época del año y, muy rara vez, no superan las 8 unidades. Tienen una media de aproximadamente 4 individuos nacidos después de un largo periodo de incubación, el cual presenta una duración estimada en algo más de 60 días.