Serpiente de liga común, Thamnophis sirtalis, una cazadora diurna

Serpiente de liga común, Thamnophis sirtalis, serpiente de jarretera
Serpiente de liga común, Thamnophis sirtalis
Katja Schulz (flickr.com)/CC BY 2.0

Thamnophis sirtalis pertenece a la familia taxonómica Colubridae, y cuenta con una amplia distribución en territorio norteamericano. También es conocida como serpiente de liga común (Common Garter Snake) debido al rango de locaciones geográficas que puede habitar, igualmente es habitual en castellano designarla como serpiente de jarretera.

La serpiente de jarretera se caracteriza por ser un tipo de predador muy activo y de hábitos diurnos. Cuenta con más de 10 subespecies reconocidas que citaremos más adelante.

Descripción de la serpiente de jarretera

Son especímenes relativamente grandes, cuyo largo total (LT) puede alcanzar los 140 cm, promediando los 100 cm de LT. La coloración de la serpiente de jarretera es muy variada, contemplando diversas tonalidades. Entre ellas están el color negro, gris oscuro, verde oliva y el marrón como tonalidad de base.

Tres líneas recorren el largo de su cuerpo: una línea central desde la nuca hasta la cola y una línea a cada lado de la franja central. Las tres líneas pueden variar su coloración en tonalidades como amarillo, marrón claro, verde y azul. En ocasiones, pueden registrarse algunas poblaciones aisladas cuya pigmentación de piel es negra en su totalidad.

Poseen cabezas romboidales y anchas, poco más que la circunferencia de su cuello. El cuerpo de la serpiente de liga común es muy alargado, cilíndrico y estilizado. Existe dimorfismo sexual que marcan diferencias notables en su morfología. Se puede observar que los machos suelen tener colas más largas y menos robustas, mientras que las hembras poseen colas cortas y gruesas en la base.

Hábitat de la serpiente de liga común

La distribución geográfica de la serpiente de jarretera es muy amplia, comprendiendo casi todo el territorio estadounidense. Las excepciones son las regiones áridas en el suroeste, frente a la mayor concentración poblacional que abarca toda la costa este. También está presente en Canadá y una población pequeña se encuentra en territorio mexicano.

Su hábitat es muy heterogéneo y prácticamente cualquier lugar puede ser apto para darle abrigo como pastizales, áreas rocosas, pantanos, ciénagas, bosques, en general, región litoral de ríos y lagos, bosques ribereños, entre otros, con mayor afinidad a los espacios asociados a cuerpos de agua o zonas húmedas.

La serpiente de liga común también puede habitar zonas urbanas y campos intervenidos para la producción agrícola, por lo que tolera la presencia humana y la actividad antrópica que se genere. Se dice que tiende a ser resistente a condiciones climáticas muy difíciles, mostrando su gran capacidad de adaptación.

Alimentación de Thamnophis sirtalis

La serpiente de jarretera goza de un amplio menú de opciones de alimentación, puesto que son diversas las presas que acecha mientras caza. Su régimen alimenticio está compuesto por otras víboras, pequeños peces, ranas, sapos, lagartos, lombrices de tierra (descubre a este anélido), insectos, roedores, entre otros.

Suelen visitar zonas urbanas en busca de alimentos. Al ser de hábitos diurnos, sale de cacería a plena luz del día.

Caza en movimiento constante asediando a sus presas hasta que logra sujetarla con gran firmeza con sus dientes afilados. Aunque no es una especie que se considere venenosa, se estipula que la saliva de la serpiente de jarretera pueda ser tóxica para otros animales.

Reproducción de la serpiente de liga común

Una vez que la primavera hace su entrada, da término al lapso de hibernación (aquí letargo de los reptiles) de estos ejemplares y se inicia la temporada de apareamiento. Los machos de la especie son los primeros en salir de sus refugios y aguardan hasta la salida de las hembras, a quienes abordan de inmediato rodeándolas y esparciendo feromonas para llamar su atención. Una vez finalizan el cortejo y establecidas las parejas se produce el apareamiento.

Tras el apareamiento, las hembras se marchan hasta las zonas donde suelen pasar el verano y buscarán un sitio seguro para criar, sin embargo, los machos pueden quedarse un poco más cerca de las madrigueras con la finalidad de aparearse con más hembras hasta finales de la primavera.

En ocasiones, las hembras pueden almacenar el esperma de su pareja y hacer uso de ese material genético por un tiempo prolongado, sin necesidad de la presencia del macho.

Conservación y otros datos

Aunque el tamaño de las poblaciones no es del todo conocido, se estima que la tendencia de la población es estable, por consiguiente se cataloga a la serpiente de liga común como “preocupación menor”.

Se reconocen las siguientes subespecies:

  • Thamnophis sirtalis annectens
  • Thamnophis sirtalis concinnus
  • Thamnophis sirtalis dorsalis
  • Thamnophis sirtalis fitchi
  • Thamnophis sirtalis infernalis
  • Thamnophis sirtalis lowei
  • Thamnophis sirtalis pallidulus
  • Thamnophis sirtalis parietalis
  • Thamnophis sirtalis pickeringii
  • Thamnophis sirtalis semifasciatus
  • Thamnophis sirtalis similis
  • Thamnophis sirtalis sirtalis
  • Thamnophis sirtalis tetrataenia