Víbora áspid (Vipera aspis), un ofidio muy venenoso

Víbora áspid, Vipera aspis
Bernard DUPONT/CC BY-SA 2.0

La víbora áspid o Vipera aspis es un ofidio de tamaño medio, aproximadamente de unos 70cm, aun así, es la serpiente de mayor tamaño para la región ibérica. Taxonómicamente pertenece a la familia Viperidae, que integra a culebras registradas en continente europeo y a los crótalos habitantes del continente americano. Se trata de una serpiente venenosa.

Características físicas de la víbora áspid

Son muy esbeltas, siendo el macho mucho más delgado que la hembra. Tienen una talla máxima de aproximadamente 70 cm de LT (largo total), aunque algunos machos pueden superar los 80 cm de LT.

La coloración de Vipera aspis puede variar según su locación geográfica, desde tonalidades de marrón, oliváceas o amarillentas, hasta tonos grises e incluso rojizos.

Presenta grandes ojos con pupilas verticales. Su cabeza es de forma triangular, siendo un poco más ancha en la base de la misma. Detrás de los ojos nacen unas franjas de color oscuro que se extienden hasta la base de la cabeza o cuello. Posee franjas dorsales de color oscuro, casi negro. Estas franjas también se localizan a lo largo de todo su cuerpo. La coloración en la región ventral es clara, aunque en ocasiones puede observarse una tonalidad gris relativamente oscurecida.

La cola del macho suele ser más larga que la de la hembra. Existe dimorfismo sexual entre los miembros de esta especie, en la medida que presentan una cola un poco más larga que las hembras y, por consiguiente, mayor cantidad de escamas subcaudales. Por otra parte, los machos suelen tener tonalidades más contrastadas respecto a las hembras.

Distribución y hábitos

Distribución de Vipera aspis
Distribución de Vipera aspis

La víbora áspid está registrada en el norte y el este de la península ibérica, específicamente en el noreste de España, centro y sur de Francia y en casi toda Italia.

Esta serpiente tiene un amplio rango de altitud que va desde los 0 msnm hasta aproximadamente los 2500 msnm. Se hallan en gran variedad de regiones como bosques secos semideciduos, bosques caducifolios, grandes pastizales, altas montañas, sabanas o regiones áridas. La víbora áspid prefiere, por lo general, los suelos rocosos, secos y con mayor incidencia de la luz solar, lo que sugiere que posee una gran capacidad de adaptabilidad a casi cualquier escenario, excepto lugares muy húmedos y fríos.

Alimentación de Vipera aspis

Cazadora por excelencia, la víbora áspid es un predador de hábitos diurnos, que acecha a sus presas de forma eficiente y está equipado con un veneno muy poderoso.

La dieta de Vipera aspis puede variar según la etapa de crecimiento. Durante la edad juvenil, su menú contempla exclusivamente pequeños lagartos (lacértidos). Al crecer y llegar a la edad adulta, su dieta tiende a enriquecerse con la inclusión de pequeños roedores (si deseas ampliar información sobre roedores aquí lo tienes tu alcance)y una gran variedad de aves.

Para emboscar a sus presas, prefiere zonas rocosas donde ocultarse con facilidad y sorprenderlas. Su régimen de alimentación es marcado por un proceso de digestión relativamente lento, llega a tardar hasta una semana. La víbora áspid tiene un tiempo estimado de 3 a 4 semanas entre una cacería y otra.

Reproducción

El periodo reproductivo de Vipera aspis está asociado a la primavera, entre los meses de abril y mayo. Tienen una eventual actividad de apareamiento durante los meses de agosto y septiembre.

Durante el invierno boreal, entran en un letargo invernal (Ver información relacionada con hibernación de los reptiles), cuya duración puede variar según el piso altitudinal y las bajas temperaturas asociadas a este.

Vipera aspis llega a tener en promedio unas 7 o 10 crías, se estima que su intervalo de apareamiento y reproducción tiene una ocurrencia de cada 2 o 3 años. El periodo de gestación puede durar aproximadamente 4 meses y las crías nacen completamente formadas.

Otros datos de interés

Se reconocen cinco subespecies de víbora áspid, concretamente:

  • Vipera aspis aspis,
  • Vipera aspis atra
  • Vipera aspis francisciredi
  • Vipera aspis hugyi
  • Vipera aspis zinnikeri

En lo concerniente a su estado de conservación es de destacar que se cataloga como “preocupación menor” por parte de la UICN, no obstante, su evaluación data del año 2008, por lo que se precisan nuevos estudios que arrojen más información de la víbora áspid.