Sistemas de humedad en el terrario

Fotos: afcone
Licencia: Creative Commons

El mantenimiento de la humedad se hace imprescindible en toda clase de terrarios, ya que conservan en buen estado de hidratación la piel de nuestros animales, además de facilitar la muda en óptimas condiciones; en algunos terrarios, como los desérticos, precisan escasa humedad, otros, como los terrarios de bosque o tropicales, requieren de mayor grado; es obvio que se trata de un elemento indispensable para la subsistencia de los reptiles o anfibios criados en cautividad.

Lo primero a destacar para llevar un control adecuado de la humedad ambiental, es la necesidad de disponer de un higrómetro, se trata de un instrumento que permite medir la concentración de humedad existente en el aire, es una herramienta indispensable si realmente se quiere hacer las cosas bien y mantener en perfectas condiciones la salud a los animales. Existen diferentes marcas y modelos, todo depende del presupuesto que se quiera asignar a esta partida, aunque los más recomendados son los digitales, sobre todo por las múltiples posibilidades de opciones que se pueden barajar al realizar las correspondientes mediciones, por la comodidad en cuanto a su manejo o por la precisión en cuanto los resultados obtenidos.

Para el mantenimiento de la humedad que requiere el terrario, se puede recurrir a una serie de técnicas que analizamos seguidamente:

  • Lo más usual es la pulverización regular, no supone gasto y es una manera cómoda de tener relajado el ambiente. Preferiblemente se realizará por las mañanas, también en terrarios desérticos, téngase en cuenta que muchos animales del desierto cubren su demanda de humedad en horas de la madrugada, sobre todo aprovechando la formación del rocío que en ese periodo de tiempo es habitual en su estado natural.
  • Las plantas naturales también retienen humedad, es necesario cerciorarse cuales son las más adecuadas en función del espacio a recrear, pues se trata de asegurar un éxito en su conservación y mantenimiento, también es preciso conocer si son compatibles con los animales que pretendamos albergar, téngase en cuenta que algunas pueden ser nocivas para el reptil o el anfibio.
  • Un recipiente con agua ayuda a mantener la humedad al mismo tiempo que facilita el remojo o incluso motiva a que el herpeto ingeste agua regularmente. Si queremos ofrecerle agua en movimiento podemos instalar una cascada o una fuente de interior operada con una bomba de agua.
  • Construcción de cavidades o galerías lejos de puntos de asolamiento, igualmente son una alternativa para que el animal busque ambientes más frescos tal y como lo hacen en el medio salvaje.
  • Si se dispone de presupuesto, un sistemas de lluvia es recomendable para el mantenimiento de la humedad, al mismo tiempo que proporciona agua a determinados animales, sobre todo aquellos que no beben en lugares estancados. Igualmente si nuestra economía permite adquirir un temporizador, podremos programar el encendido o apagado, recreando un ambiente muy apetecible para muchas especies de reptiles y anfibios.
  • Para concluir, no debemos de olvidar a los nebulizadores, sin dudan ornamentan encarecidamente el ambiente del terrario, el vapor que produce imita a una niebla sobre un paisaje vegetal digno de observar, además estos generadores de niebla son una buena alternativa para que de manera eficaz y rápida se incremente la humedad relativa del terrario.