Amargasaurus – todo lo que querías saber acerca de este dinosaurio

Amargasaurus cazaui
Amargasaurus cazaui
Nobu Tamura/CC BY-SA 4.0

Pisó las tierras de la actual América del Sur hace 130 millones de años, en el auge del período cretácico. Fue el único en su especie y por ello tuvo sus peculiaridades que te invitamos a conocer. ¿Su nombre? Amargasaurus.

Características físicas del Amargasaurus

La característica por la cual el Amargasaurus se hizo más conocido fue su espina bífida. Esto significa que sus espinas se dividían en dos lo cual le daba un aspecto muy particular con su doble hilera de espinas.

Tales espinas le permitían comunicarse con sus compañeros, así como también defenderse de otros dinosaurios. Estaban bien aseguradas al cuerpo porque se encontraban conectadas a las vértebras de su columna y fuertes músculos las recubrían.

Por otra parte, también se sostiene la creencia de que las espinas del Amargasaurus cumplían con la función de regular la temperatura corporal del animal. El cuerpo del dinosaurio no contaba con la capacidad de regular la temperatura por sí mismo, algo que podría resultarle letal en los períodos de extremo calor. Por lo tanto, la naturaleza lo ayudó con una colección de espinas que, al moverse, refrescaban el cuerpo de estos reptiles.

Sus 4 metros aproximado de altura y sus más de 9 de largo le conferían una apariencia imponente, incluso temeraria. Su peso alcanzaba las 7-8 toneladas. El cráneo tenía una forma alargada, pero era pequeño. El corto cuello no le permitía tener mucha movilidad en la cabeza.

Caminaba sobre sus cuatro patas, a las cuales le daba bastante uso en su calidad de dinosaurio nómade, ya que debía trasladarse de un área a la otra en busca de alimentos. Eran largas al igual que el cuello, la cabeza en cambio era pequeña con presencia de maxilares cortos.

Dado que pertenecía a los saurópodos, se reproducía mediante huevos. Sin embargo, muchos nacimientos se veían frustrados porque el Amargasaurus no era precisamente un dinosaurio al que pudiéramos calificar de buen padre o buena madre; muchos huevos eran dejados a su merced mientras se trasladaban para procurarse de alimentos.

¿Qué dieta tenía?

Era un dinosaurio herbívoro que se servía de plantas y hojas que arrancaba con gran facilidad y que tragaba sin necesidad de masticar. Una evidencia de esto último eran los gastrolitos, las piedras que se comprobó existían en su estómago para ayudarle a digerir la celulosa de las hojas sin que fuera necesario que llegaran allí ya procesadas por los dientes.

Se sabe que también accedió a plantas altas, algo que en un principio parecería difícil debido a la escasa movilidad de su cuello, pero que resulta evidente cuando vemos su colosal altura.

Si bien su dieta en hojas era variada, se estima que sus favoritas eran las coníferas.

¿Quién lo descubrió?

El Amargasaurus llega a nosotros gracias a Leonardo Salgado y Fernanda Ojeda, dos paleontólogos de Argentina que descubrieron su esqueleto en las orillas del río La Amarga, el cual riega la Patagonia, ubicada en dicho país.

Gracias a la ubicación del lugar en el que se hallaron sus huesos, es que recibió su nombre, el cual significa Reptil de La Amarga.

En la actualidad, podemos encontrar una réplica del dinosaurio en el Museo Argentino de Ciencias Naturales.

¿Cómo es su taxonomía?

Reino: Animalia, animales

Filo: Chordata, cordados

Clase:
Sauropsida, saurópsidos

Superorden:
Dinosauria, dinosaurios

Orden:
Saurischia, saurisquios

Suborden:
Sauropodomorpha, sauropodomorfos

Infraorden:
Sauropoda, saurópodos

Familia:
Dicraeosauridae, dicreosáuridos

Género:
  Thescelosaurus, Amargasaurus

La única especie reconocida es el Amargasaurus cazaui, que es el ejemplar de la ilustración realizada por el artista Nobu Tamura.