Stygimoloch – un dinosaurio herbívoro lleno de cuernos

Stygimoloch
Stygimoloch
Nobu Tamura/CC BY-SA 4.0

Con un nombre que significa “demonio del Styx”, el Stygimoloch contaba con la apariencia y la fortaleza para abrirse paso en el difícil mundo de los dinosaurios y para infundir temor en posibles competidores por hembras y alimentos. El Styx era el río que conducía al Hades o al infierno en la mitología griega. Es posible que mereciera este nombre por haber sido hallado en el Hell Creek (Arroyo del Infierno) entre Montana y Wyoming, en América del Norte.

Es el único en su especie y pertenece a la familia de los paquicefalosaurios, que significa que tenía un cráneo llamativamente grueso para proteger su cerebro durante las luchas con sus pares. Es uno de los más grandes de la familia a la que pertenece. Vivió en el Cretácico superior, hace unos sesenta y seis millones de años atrás.

Aspecto físico del Stygimoloch

Cabeza con cuernos: el rasgo por el que el Stygimoloch se hizo más conocido fueron sus legendarios cuernos. Estos estaban esparcidos a lo largo de su nariz y en la parte posterior de su cabeza. Estos cuernos podían llegar a medir hasta 14 cm de largo y su base medía 5 cm. A su vez, cada cuerno grande estaba rodeado de pequeños cuernos. Si bien no los utilizaba para cazar porque era herbívoro, le resultaban muy oportunos para luchar con otros machos para fecundar a las hembras de la especie.

Medidas: las medidas más importantes de este dinosaurio son su largo de 3 metros, su altura de 2 metros y su pequeña cabeza de poco más de 40 cm de diámetro

Cola: la cola era muy larga, por lo que le daba el impulso necesario para correr velozmente y poder así escapar de los depredadores que lo acechaban.

Dientes: estaban contenidos dentro de una boca con forma de pico y la forma de estos era triangular. También contaba con incisivos.

Patas: se destacan las patas delanteras por ser extremadamente cortas.

Alimentación y modo de vida

Se alimentaba de las plantas que había en los frondosos bosques en los que vivía. Era bípedo, por lo que las patas delanteras le permitían sostener la vegetación mientras la cortaba con sus filosos dientes.

En cuanto a su modo de vida, se sabe que el Stygimoloch vivía en manadas y contaba con una jerarquía familiar. Aquí vemos otra utilidad de los cuernos, ya que el macho más fuerte, que lograba demostrarlo gracias a dicha osamenta, terminaba siendo el jefe de la manada y lograba liderarla.

La emoción de su descubrimiento

En el año 1983 Galton y Dieter, ambos paleontólogos, descubren al dinosaurio cuya cabeza estaba llena de cuernos. No obstante, tuvieron que pasar doce años para que se encontrara un esqueleto completo de este ejemplar. Esto ayudó a clasificarlo y finalmente decidir que se trataba de un dinosaurio que no había sido descubierto hasta ese entonces. Todo esto terminó ocurriendo en una convención de dinosaurios, lo cual permitió que muchos expertos pudieran examinar los retos del Stygimoloch y cotejarlos con los de dinosaurios ya conocidos.

Taxonomía de Stygimoloch

Reino: Animalia, animales

Filo: Chordata, cordados

Clase: Sauropsida, saurópsidos

Superorden: Dinosauria, dinosaurios

Orden: Ornithischia, ornitisquios

Familia: Pachycephalosauridae

Género: Stygimoloch

Especie tipo: Stygimoloch spinifer. Galton & Sues, 1983