Thescelosaurus – el dinosaurio “maravilloso” del Cretácico

Thescelosaurus
Thescelosaurus
Nobu Tamura/CC BY-NC-ND 3.0

Su nombre significa es lagarto maravilloso y habitó durante el Cretácico superior, hace unos 60 millones de años, en la región que hoy ocupa América del Norte. Se estima que fue uno de los herbívoros más importantes de la zona en la que habitó. Si bien los fósiles del Thescelosaurus comenzaron a ser recuperados en la década de 1890, no fue hasta 1913 que Charles Gilmore logró elaborar una descripción minuciosa y finalmente lo nombró.

Este período de espera no se debió a trámites burocráticos ni a la pereza por parte de los investigadores. Increíblemente, lo que ocurrió fue que la caja en la que se transportaron sus restos fósiles fue simplemente… olvidada.


Rasgos físicos del dinosaurio Thescelosaurus

Su altura rondaba en los 3 m y pesaba en el entorno de los 250 kg, aunque hay autores que establecen pesos inferiores, mientras que su largo era de unos 3-4 metros en total. El Thescelosaurus era un dinosaurio bípedo cuya cola era más larga que el cuerpo. A pesar de pertenecer a la clase de dinosaurios ornitópodos, la parte superior de sus patas era más larga que la inferior (fermur más largo que la tibia). Este detalle es un indicador de que no se asemejaba a sus congéneres en lo que a velocidad para correr respecta.

Un detalle que aún está en discusión es acerca de si era totalmente bípedo o si se servía de sus patas delanteras para caminar, ya que estas tenían el largo suficiente para permitirle apoyarse en ellas y caminar en cuatro apoyos.

En la parte delantera de su boca tenía dientes filosos y llamativamente puntiagudos. No obstante, los inferiores presentaban forma de hoja. Esta forma de piezas dentales no condice con una dieta cien por ciento de hierbas, pero hasta ahora no hay evidencias de que se alimentara de otra cosa, aunque se sospecha de posibles costumbres carroñeras cuando se presentaba la ocasión.

Poseía un pico córneo que se estima fue crucial a la hora de cortar la vegetación de la cual se alimentaba.

Sus huesos eran grandes y robustos. Llamaban la atención sus costillas y extremidades, cuya osamenta era muy firme y poderosa. Su amplia caja torácica evidenciaba lomo fornido y amplio. Sus manos eran cortas y poseían cinco dedos. El importante tamaño de los huesos del Thescelosaurus también se manifestó de forma notoria sobre sus ojos, lo que le brindó cejas consistentes y huesudas.


Se evalúa que pueda haber presentado un dimorfismo sexual en lo que respecta al tamaño.

Hábitat que ocupó

Existe un debate al momento presente acerca del hábitat exacto del Thescelosaurus. Se cree que este dinosaurio pudo haber vivido tanto en llanuras con un buen afluente de agua, así como también en zonas de canales. Dado que ambos hábitats cuentan con una importante presencia de vegetación, no es tan fácil determinar cuál fue en el que este dinosaurio reinó.

Alimentación

Debido a que las plantas y árboles que más presentes estaban en sus posibles hábitats eran el ginkgo, el cedro, el ciprés calvo y los helechos, se cree que se alimentó principalmente de ellos. Sus dientes estaban diseñados para cortar y moler las hojas de estas especies de árboles y plantas con total eficiencia.

Taxonomía

Su primer hallazgo fue descubierto por el científico John Bell Hatcher. Por el momento se han reconocido 3 especies: Thescelosaurus neglectus, T. garbanii y T. assiniboiensis.

Reino: Animalia, animales

Filo:
Chordata, cordados

Clase:
Sauropsida, saurópsidos

Superorden:
Dinosauria, dinosaurios

Orden:
Ornithischia, ornitisquios

Suborden:
Neornithischia

Infraorden:
Ornithopoda, ornitópodos

Familia:
Thescelosauridae

Subfamilia:
Thescelosaurinae

Género:
  Thescelosaurus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *