¿Sabes quién fue realmente el Tyrannosaurus rex?

Tyrannosaurus rex
Tyrannosaurus rex
Nobu Tamura/CC BY-SA 4.0

Esta mole de 4 metros de altura (y solo hasta las caderas), 12 metros de largo y 6 toneladas de peso que caminó por la tierra durante el período Cretácico superior, tuvo una dieta carnívora y hereda su nombre del vocablo griego tyranno, el cual significa déspota, así como también de la palabra saurus, cuyo significado es “parecido a un lagarto”. Complementa el nombre la palabra rex, la cual quiere decir rey. Con esto parece estar todo dicho con respecto al tamaño y la personalidad del Tyrannosaurus rex, sin embargo, hay más datos que te serán de sumo interés para terminar de conocer a esta imponente criatura prehistórica.

Hábitat del Tyrannosaurus rex

Este dinosaurio vivió hace nada menos que sesenta y cinco millones de años atrás. Gracias al hallazgo de sus fósiles, de los cuales a más de treinta se los encontró con esqueleto completo, podemos saber muchos datos del Tyrannosaurus rex, una de las cuales está relacionada con su hábitat.

Es así que se sabe que habitaron una extensa zona de lo que hoy es Estados Unidos y Canadá.

Características físicas del Tyrannosaurus

El Tyrannosaurus rex contaba con más dimensiones para sorprendernos que aquellas que mencionamos al comienzo. Su cabeza medía 1,5 metros y su cola era también de un peso considerable y de un ancho formidable.

Entra dentro de la categoría de los terópodos (Theropoda), ya que aparte de su alimentación carnívora se desplazaba por sus patas traseras, las cuales estaban perfectamente protegidas por almohadillas que no permitían que el terreno las dañara, al mismo tiempo que lo amortiguaban cuando se embarcaba en sus persecuciones a alta velocidad. Presentaba en las extremidades posteriores garras robustas dotadas de tres dedos y también de un espolón.

Así como destaca el imponente tamaño de las diferentes partes del cuerpo del Tyrannosaurus rex, no pasan desapercibidas sus extremidades superiores, pero por el motivo contrario: eran diminutas en comparación con sus dimensiones. No obstante, la utilidad que tenían era considerable, ya que las garras que las coronaban eran muy afiladas y el agarre era muy fuerte. Esto les permitía llevar adelante una lucha encarnizada en la cual era capaz de lastimar y desmembrar a otros animales con los que se enfrentaba.

Un dinosaurio inteligente

El Tyrannosaurus rex descendía de otra especie de dinosaurio llamada Timurlengia euotica, la cual se caracterizaba por su inteligencia. Si bien los años de evolución hicieron que el tamaño de esta especie, similar a la de un caballo de nuestros tiempos, derivara en el de un Tyrannosaurus rex, nada hizo que la fabulosa percepción sensorial e inteligencia de su antecesor no fuera heredada por esta especie de dinosaurio.

La alimentación de un depredador

Este dinosaurio fue un depredador muy eficiente, por lo que le era fácil hacerse de presas de su preferencia, aunque también se trataba de un animal carroñero. Sus mandíbulas, de más de un metro de largo, ayudadas por sus afilados dientes curvos de 20 cm cada uno, trituraban toda clase de animales. La fuerza de su mordida alcanzaba las cuatro toneladas de presión. En la actualidad se cree que no era tanta la velocidad que el Tyrannosaurus rex podía llegar a alcanzar al correr, por lo que se ha comenzado a sostener que era mayormente carroñero.

Taxonomía o clasificación

El primer hallazgo encontrado fue en 1092 en Montana (EEUU), atribuyéndose el descubrimiento al paleontólogo Barnum Brown.

Reino: Animalia, animales
Filo: Chordata, cordados
Clase: Sauropsida, saurópsidos
Superorden: Dinosauria, dinosaurios
Orden: Saurischia, saurisquios
Suborden: Theropoda, terópodos
Familia: Tyrannosauridae, tiranosáuridos
Género:
Tyrannosaurus
Especie: Tyrannosaurus rex (Osborn, 1905)