Tortuga carey, Eretmochelys imbricata, y su estado de conservación

Tortuga carey, Eretmochelys imbricata
Tortuga carey, Eretmochelys imbricata

La Tortuga carey (Hawksbill), llamada científicamente Eretmochelys imbricata, es una especie marina muy llamativa por sus rasgos físicos. Habita en mares tropicales y subtropicales de los océanos Pacífico, Índico y Atlántico. Es conocida por emprender viajes increíbles de cientos y hasta miles de kilómetros para anidar.

Pasa casi todo el tiempo sumergida en las aguas del mar, salvo contadas ocasiones en las que permanece o en las costas anidando o tomando un baño de sol.

Su caparazón es muy apreciado en la elaboración de prendas como pulseras y aretes, así como otros objetos ornamentales. Y aunque esté sancionada la captura de estas tortugas para tales fines, aún se observan focos de cacería y contrabando para obtener tan cotizados caparazones.

Características de la tortuga carey

Eretmochelys imbricata es mediana, de caparazón más bien alargado, que mide entre 60 y 90 cm de longitud recta y un peso máximo de 127 kilos.

El caparazón tiene el borde dentado y escudos superpuestos: 4 pares a los lados, 5 por el dorso, 2 supracaudales y más de 10 pares en los bordes. En el pecho cuenta con 4 pares de escudos y, como marca de campo para diferenciarla de la tortuga boba, el escudo de la nuca está separado de los laterales.

Sobre la frente, la tortuga carey tiene 2 pares de escamas, mientras que detrás de sus ojos tiene 3 pares. Su rostro, hacia el área de la nariz y la boca, presenta forma de pico estrecho, de bordes lisos y sumamente filosos.

Al ser de hábitos marinos, sus extremidades son en forma de aletas escamadas proporcionales a su cuerpo, con un par de uñas en cada una.

Existe dimorfismo sexual marcado por la longitud de la cola y de las uñas. Ambas partes son más largas en los machos que en las hembras.

A medida que crecen, cambia el color del caparazón. De esta manera, recién eclosionada es totalmente marrón, en un tono muy oscuro. Gradualmente, conforme avanza en edad, se pueden diferenciar los patrones propios de sus escudos, con manchas amarillas, marrones y negras. Por debajo es de coloración entre blancuzca y amarilla, en algunos casos con manchas oscuras.

Dónde se puede avistar a la tortuga carey

Distribución de la tortuga carey

La tortuga carey habita en las aguas oceánicas del Pacífico, Índico y el Atlántico en sus áreas tanto tropicales como subtropicales. Sus áreas de anidación y alimentación se localizan en el golfo Pérsico y los trópicos de Cáncer y Capricornio. Se tienen registros aislados de la especie en España, siendo muy probable que hayan llegado hasta sus costas por azar.

Hábitat de Eretmochelys imbricata

Para la anidación prefiere las aguas poco profundas de los litorales, grietas y cuevas entre arrecifes coralinos y playas despejadas.

Los adultos viven entre arrecifes de coral, espacios pedregosos o áreas con mucha vegetación marina. Los ejemplares recién eclosionados son de hábitos pelágicos hasta que alcanzan entre 25 y 30 cm de longitud recta de caparazón. A medida que pasan de juveniles a adultos, viven entre lechos tanto de algas como pedregosos, coralinos, ciénagas y manglares.

Alimentación de Eretmochelys imbricata

Los recién nacidos son de hábitos pelágicos. Siendo juveniles su dieta se basa en el consumo de invertebrados y esponjas marinas, manteniendo estos hábitos en la adultez. Este menú se amplía con el consumo de algas, percebes, moluscos, y tunicados bentónicos.

Reproducción

Tanto las hembras como los machos se mantienen fieles a sus lugares de nacimiento, así que migran hasta estos tanto para aparearse como para desovar. Inclusive, los machos realizan el cortejo a las hembras cerca de las mismas áreas.

Las temporadas de anidación de la tortuga carey son variables, y en el caso de las poblaciones del Atlántico occidental se mantienen durante todo el año. Las hembras se reproducen cada 2 a 4 años, pero si no tiene éxito en una temporada, reanudará en los siguientes 13 a 15 días. Las hembras cavan nidos de más o menos medio metro de profundidad. Cada puesta se compone de 80 a 180 huevos depositados en la zona supramareal de la playa.

Clasificación y conservación

A nivel taxonómico se clasifica en la familia Cheloniidae. Se han reportado tres subespecies:

  • Eretmochelys imbricata bissa
  • Eretmochelys imbricata imbricata
  • Eretmochelys imbricata squamata

Desgraciadamente la tortuga carey es una especie en la que sus poblaciones están descendiendo considerablemente, hasta el punto de calificarse como en peligro crítico. En la actualidad aún se captura para consumo de su carne, incluso para este fin también se recolectan sus huevos. La destrucción de su hábitat, en especial los lugares de anidación, accidentes por quedar enredadas entre plásticos o redes de pesca, contaminación…, son factores que comprometen la existencia de esta bella tortuga marina.