Tortuga moteada, Clemmys guttata, una pequeña en estado de amenaza

Tortuga moteada, Clemmys guttata
Tortuga moteada, Clemmys guttata

La Tortuga moteada (Clemmys guttata) es un reptil que se encuentra en grave peligro por la merma de sus hábitats: los humedales. Estudios realizados en los últimos 30 años han revelado que este quelonio es el único individuo integrado en el género Clemmys. En inglés es nombrado como Spotted Turtle.

Clemmys guttata es un anfibio anuro integrado en la familia Emydidae. Entra en periodo de hibernación cuando el tiempo no le es favorable. También evitan las temperaturas muy altas (aquí estivación de reptiles), superiores a 30 °C. En estos casos se entierran, se mantienen en madrigueras o se esconden en la hojarasca, cerca masas de agua. Estos periodos de letargo también les permiten ahorrar sus recursos energéticos cuando disminuye la disponibilidad del alimento.

Características físicas de la tortuga moteada

La Tortuga moteada es particularmente pequeña. Generalmente el caparazón alcanza hasta 11.4 centímetros de largo, su mayor registro informó de una especie que en longitud llegó a medir 13.6 centímetros. En la adultez, el caparazón es liso, sin anillos ni crestas, de color negro o marrón muy oscuro. Su pechera es amarilla o anaranjada con una mancha negra en cada una de sus secciones. En los ejemplares de mayor edad esta mancha cubre casi todo el plastrón.

La parte superior de sus piernas y cola, así como su cabeza, son de color negro con manchas amarillas o anaranjadas. También presenta una mancha más grande anaranjada o amarilla a cada costado de la cabeza. La parte de debajo de las piernas y del cuello son de color rosado intenso o salmón.

Las marcas de dimorfismo sexual son claramente visibles en ejemplares adultos, así tenemo que las hembras son más grandes que los machos. Igualmente son visible los siguientes rasgos:

– El caparazón del macho es más largo y chato, mientras que el de la hembra tiene forma redondeada y es más bien alto.

– El plastrón del macho es cóncavo en el centro, mientras que la pechera de la hembra se mantiene plana.

– La hembra es más colorida que el macho, pues sus ojos son anaranjados y su barbilla varía entre el amarillo y el naranja. El macho, por el contrario, es más bien apagado, con ojos marrones, al igual que su barbilla, aunque esta puede llegar a ser un poco más oscura, casi negra.

Al comparar sus colas, la del macho es más larga y gruesa que la de la hembra. La abertura anal del macho se encuentra más allá del borde de su caparazón, mientras que la de la hembra está justo en la orilla.

Lugar de residencia y hábitat de elección

Distribución de la tortuga moteada, Clemmys guttata
Distribución de la tortuga moteada, Clemmys guttata

Estas tortugas se distribuyen en América del Norte, desde Maine hasta Nueva Inglaterra y desde Virginia hasta el norte del estado de Florida. También se han encontrado al norte de Vermont y el sureste de Quebec. Existen otras poblaciones en los Grandes Lagos que abarcan el norte de Indiana, el oeste de Pensilvania, del noreste al oeste de Illinois y el sur del territorio peninsular de Michigan, así como el oeste de Nueva York y el sur de Ontario.

Lamentablemente, la pérdida de sus territorios originarios en los Grandes Lagos, ha sido el factor de mayor impacto en la preservación de estos especímenes.

La tortuga moteada se mantiene en aguas poco profundas, de fondos suaves, con vegetación saliente y sumergida. También habitan pantanos y tierras húmedas.

Recursos alimenticios

Se ocupan de mantener sus recursos energéticos, pues consumen alimentos cuando las aguas donde habitan alcanzan 15 °C de temperatura. Clemmys guttata se alimenta de algas, semillas de nenúfares y hojas suaves. También engullen gusanos, larvas, insectos, crustáceos y carroña.

Cómo se reproduce la tortuga moteada

La Clemmys guttata alcanza la madurez sexual entre los 7 y 14 años de edad, siendo este otro factor que ha hecho que disminuyan sus poblaciones. Son pocos los individuos que alcanzan a llegar a la edad reproductiva. Los ejemplares más antiguos llegan a vivir 20 años en cautiverio según datos aportados en literatura científica.

Anidan entre mayo y junio, con puestas de 1 a 8 huevos. La eclosión ocurre más rápidamente en ambientes con temperaturas más altas. La incubación puede llevarse entre 44 y 83 días.

Amenazas de Clemmys guttata

Con una población decreciente, la tortuga moteada es catalogada como especie en peligro de extinción. La pérdida de hábitat, introducción de especies invasoras (conoce más en detalle esta problemática), pesca, implantación de cultivos agrícolas o recolección de su medio natural comprometen la subsistencia de la especie.