Actualmente solo existen dos especies supervivientes del género Sphenodon, orden esfenodontos, conocidas comúnmente con el nombre de tuátaras. A este orden también se le desinga Rhynchocephalia (rincocéfalos). Habitan en zonas próximas a Nueva Zelanda, son animales pequeños, similares a las Iguanas, aunque no están emparentados con estas últimas, por esa razón se agrupa en un orden diferente.

Características morfológicas

Poseen una cabeza con buenas proporciones, ancha y redondeada, sus ojos son grandes, las patatas fuertes y los dedos de los pies provistos de uñas. Tienen una cresta que abarca desde el dorso hasta el final de la cola, gozan de autotomía caudal, es decir, la cola puede automutilarse cuando advierten la presencia de depredadores, de esa manera provocan su distracción y facilita la huida del tuátara, transcurrido un tiempo nuevamente se autorregenera.

Son reptiles de crecimiento muy lento y destaca su longevidad, ya que pueden llegar a vivir hasta los 100 años.

Habitos o costumbres de los tuátaras

Presentan actividad crepuscular y nocturna, durante el día permanecen menos activos, generalmente se exponen al sol para lograr una temperatura corporal óptima. Su fuente principal de alimentación son los invertebrados, aunque también consumen huevos, crías de aves e incluso pequeños reptiles, los adultos pueden practicar el canibalismo y consumir pequeñas crías.

Cómo es su reproducción

La reproducción es ovípara, tardan mucho tiempo en alcanzar la madurez sexual, generalmente a partir de los 20 años, la gestación dura aproximadamente un año y la incubación de los huevos unos 15 meses. La puesta comprende una media de entre 10 a 15 huevos. Carecen de órganos copuladores, la reproducción se estimula mediante el roce de sus cloacas.

Conservación de la especie

Ambas especies gozan de máxima protección en el Convenio Cites, no es posible su comercialización con fines lucrativos, ya que están incluidas en el Apéndice I.

La Lista Roja de la UICN también evalúa a estos reptiles, no obstante, le asigna diferentes grados de protección: al Sphenodon punctatus le otorga la calificación de riesgo menor o de “Preocupación Menor”, a la especie Sphenodon guntheri la cataloga como “Vulnerable”.

Taxonomía

Reino: Animalia, seres vivos no fotosintéticos con capacidad de movimientos.
Subreino: Eumetazoa, presentan tejidos y órganos.
Filo: Chordata, cordados.
Subfilo: Vertebrata, con esqueleto interno.
Clase: Reptilia, vertebrados recubiertos de escamas.
Subclase: Diapsida, diápsidos, presentan dos fosas fenestras en los laterales del cráneo.
Infraclase: Lepidosauromorpha, lepidosauromorfos, vertebrados amniotas.
Superoden: Lepidosauria.
Orden: Sphenodontia, esfenodontos o rincocéfalos.
Familia: Sphenodontidae.
Subfamilia: Sphenodontinae.
Género:
 Sphenodon.
Especies:
 Sphenodon punctatusSphenodon guntheri.