Seguidamente podemos observar un ejemplar de dragón barbudo, Pogona vitticeps, sin duda este pequeño lagarto reptil sorprende con su temperamento tranquilo y dulce, son mascotas muy mansas, con lo que se manipulan con suma facilidad.