En estos vídeos podemos apreciar un ejemplar de serpiente áspera, Opheodrys aestivus, alimentándose de insectos. En los últimos años son bastantes demandadas como animales domésticos.

Su principal problema en cautividad es que son muy activas y precisan de espacio para desenvolverse holgadamente. Suelen tener una corta vida, ya que su longevidad media se sitúa sobre los cinco años de vida. Espero que os gusten el vídeo de Opheodrys aestivus.